Economía circular: ¿Cómo funciona el reciclaje de latas y botellas en Dinamarca?

Desde 2002 Dinamarca cuenta con un sistema de reciclaje para la reutilización de latas y botellas. Este trabajo está a cargo de Dansk Retursystem A/S, una compañía de propiedad de las principales cervecerías y supervisada por el Ministerio del Medio Ambiente. Hoy es uno de los mejores sistemas del mundo.

Al comprar una bebida o agua, el consumidor paga un “adicional” por su envase . Por ejemplo, 1 corona danesa por una lata ($120 CLP aprox.), 1,5 coronas por botella chica de plástico ($180) y desde 3 coronas por las de 1,5 litros ($350), monto que es devuelto al reciclarlo. ¿Dónde lo recicla? En máquinas receptoras que hay en prácticamente todos los supermercados, bencineras y otros comercios minoristas.

Dentro del sistema, diferentes actores juegan un rol clave. Dansk Retursystem, los fabricantes, las tiendas y las personas al definir -literalmente- el destino de cada envase.

Es el incentivo que tienen las personas para elegir reciclar lo que llama la atención. Cualquiera puede recoger una lata, reciclarla y ahorrar en el supermercado, por ejemplo. Incluso puede pedir el dinero equivalente en efectivo si es que quiere. De esta manera, dejamos de ver una botella vacía únicamente como basura. Esa misma botella ahora significa ahorro y, como consecuencia, protección del medio ambiente.

¿Cuántos de acá no iríamos a reciclar más seguido si fuera más sencillo y recibiéramos un beneficio directo por ello?

Contenidos relacionados