Agustín Correa, cofundador y CEO de Forpay: “Conectamos todas las ‘tuberías’ de pago”

El CEO y cofundador de ForPay se refirió a las operaciones de la Fintech, ahondando en el impacto que generan a la hora de mejorar la experiencia de pago.
Agustín Correa, cofundador y CEO de Forpay
Agustín Correa, cofundador y CEO de Forpay

En un nuevo capítulo de Chócale Live, Agustín Correa, cofundador y CEO de Forpay, abordó los inicios de esta Fintech y las soluciones de pago que ofrece.

Mediante su plataforma, esta startup ofrece la posibilidad de automatizar cobros y revisar reportes en tiempo real, ayudando a gestionar lo que el CEO denomina como pagos importantes.

“El concepto que hemos acuñado es de los pagos importantes, porque cuando uno piensa en vivienda, seguro, educación y crédito, uno reúne en algunos casos hasta el 50-60% del ingreso familiar, que son compromisos que reúnen características bien particulares, a diferencia de Netflix o Spotify, ya que que son a súper largo plazo. Estar acompañando a la persona y a la empresa en todo ese proceso es súper sensible”, señaló Correa.

Agustín es ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica (PUC). En el año 2021, y luego de su paso por distintas industrias, decidió, en conjunto con Pablo Ruiz-Tagle, crear Forfay con el objetivo de generar una mejor experiencia de pago para el sector inmobiliario.

“Un problema que había con la recaudación de las cuotas de los pies de los departamentos, es que en esa época era todo con cheque. Los más avanzados tenían PAT, y con la pandemia eso se se vio super mermado. Las tecnologías eran malas, los mandatos eran físicos, empezó a moverse mucha información de tarjetas en canales no seguros y eso motivó a que no solamente hiciéramos una solución en la nube de cargos recurrentes, sino también toda una capa de gestión para las empresas y de autogestión para los usuarios finales”, indicó el CEO.

Para esto, desarrollaron una plataforma basada en las características particulares de nuestro país, como la alta bancarización y el uso masificado de tarjetas, en conjunto con el incipiente desarrollo que estaba teniendo en ese momento el modelo de cuatro partes.

Si bien inicialmente, esta herramienta tenía como objetivo gestionar los pagos asociados a la compra de viviendas y bienes inmuebles, en tan solo un par de meses, se expandió a múltiples rubros.

“Desde ahí, naturalmente, ese motor que habíamos construido, no solamente de pago, sino que también de gestión de cara a las empresas y al cliente final, empezó a resonar harto con empresas de seguros, con colegios, con preuniversitarios, con jardines infantiles, con gimnasios, con fundaciones, con escuelas de fútbol, servicios, con SAS, con créditos”, comentó.

El viaje que realizan los pagos

La ampliación hacia otros sectores, según el ingeniero civil, no se debió únicamente a la alta calidad del servicio entregado, sino también a la capacidad de poder adaptar esta herramienta a las necesidades específicas de cada sector, persona y compañía.

“Hay algunas empresas que hablan de pie, póliza, prima y otras hablan de colegiatura y matrícula, entonces tratamos de acercar esa plataforma de gestión a su lenguaje y ahí la empresa tiene su primera interacción con Forpay, que es diseñar los planes de pago, los mandatos o las suscripciones que va a querer ofrecer. Ya sea con un mini sitio de suscripción, con un flujo embebido en su página web, o a través de mail”, señaló Correa.

Asimismo, detalló que “el 80% de las activaciones son por mail, en que el usuario final de Forpay recibe este correo y pincha el ‘Magic Link’ que trae todas las condiciones de ese compromiso de pago que adquirió previamente con la empresa, y desde ahí puede suscribir ya sea una tarjeta bancaria o una cuenta bancaria, con la alternativa de Open Banking o con la alternativa que hemos desarrollado nosotros, que es autorizando con Clave Única”.

Este enfoque agiliza el proceso de incorporación de los clientes, el cual no demora más de 90 segundos, brindando una experiencia eficiente tanto para los usuarios como las empresas.

Consultado por la baja de las tasas de intercambio que comenzó a hacerse efectiva a inicios de este mes —empresas como Transbank y Compraquí anunciaron el traspaso de esta disminución a los comercios adheridos a sus redes— el ingeniero destacó que es una noticia positiva, ya que beneficia tanto a los clientes como al entorno, generando oportunidades para que exista mayor nivel de competencia.

“Nosotros, cariñosamente, decimos que somos los gasfiters: conectamos todas las tuberías de pago, no tocamos la plata. Entonces, al no tocarla, a veces se nos hace un poco difícil negociar la tarifa. Pero lo que ha sido interesante es que, como ya trabajamos con 120 empresas y ya estamos como en 300 proyectos independientes, con 20 mil personas pagando, ya estamos logrando incluso llegar a negociar la tarifa, a pesar de ser PST”, indicó el cofundador de Forpay.

Colaboración: las claves para el desarrollo

Agustín Correa, fundador y CEO de Forpay, hizo hincapié en la importancia de que exista y se mantenga un ánimo constante de colaboración, tanto entre fintechs como entre las empresas más ‘tradicionales’.

En este sentido, destacó la importancia que ha tenido la alianza con Banco Santander, no solo para su desarrollo como empresa, sino que también en la apertura de nuevas oportunidades.

“Para nosotros ha sido súper importante el trabajo que hemos hecho con ellos, con todo el equipo de Santander Startups. Ha sido súper bueno, porque no se trata solamente de quedarse ahí rayando la superficie con nuestros productos que estamos haciendo en conjunto, sino también de entrar y hablar en ‘banco’ que no es fácil para una fintech y que es un mega aprendizaje”.

Añadió, además, que este trabajo en conjunto no solo les ha permitido ofrecer sus servicios a la entidad bancaria, mejorando así su propuesta de valor, sino que también los ha ayudado a “encontrar ese punto de colaboración óptimo en que nos damos la mano”.

Este espíritu de colaboración ha visto reflejado en el constante trabajo que se ha estado llevado a cabo en la industria fintech, especialmente en la discusión de la Ley Fintech. En este contexto, Correa destacó la importancia de impulsar y promover el concepto del Open Data, que implica que las personas sean propietarias de sus datos personales y puedan utilizarlos para acceder a servicios de mayor calidad.

“Eso nos parece que es súper potente y nos pone a la vanguardia de lo que se está haciendo en otros países. Al final, eso también apunta a generar un entorno full competitivo en que los datos ya no son de los incumbentes, sino que son de las personas, y eso le permite a más fintechs chicas o a otros prestadores acceder a data que antes estaba reservada y nivelar la cancha”, concluyó.

Video


Síguenos en Google News

Síguenos en Google News

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

Suscríbete al WhatsApp

Contenidos relacionados

Total
0
Compartir