“Corral del contagio”: ¿Qué ha pasado con los controles del Minsal al ingresar a Chile por el Aeropuerto de Santiago?

Corral del contagio y filas del Aeropuerto de Santiago
Foto: Chócale

En los últimos meses se han escuchado muchas críticas en contra de toda la burocracia que implica ingresar a Chile. Por sobre todo, respecto de la serie de trámites que estableció el Ministerio de Salud al momento de que chilenos, extranjeros residentes y turistas ingresan al país por el Aeropuerto Internacional Santiago Merino Benitez.

Las medidas que determinó el gobierno anterior -y que no han variado en la administración de Gabriel Boric, que lleva 20 días en inercia respecto al control de la pandemia- parecen ser contraproducentes. Durante el trámite migratorio los viajeros deben enfrentar aglomeraciones y filas que atentan contra el distanciamiento social. Este fenómeno ha sido descrito -por personas vinculadas a la industria aeronáutica- como “corral del contagio”.

Los problemas son diversos. Esto se debe, mayoritariamente, a medidas que comienzan a ser exageradas ante una enfermedad que se ha ido transformando en endémica. En la actualidad Chile es uno de los países de la región que mantiene mayores exigencias para ingresar a su territorio.

Hace algunas semanas, a días de que terminara la administración de Piñera II, se estableció que la prueba de PCR de la llegada fuese tomada de forma aleatoria a la mitad de los pasajeros que ingresaban al país. Eso, sumado a la inauguración del Nuevo Terminal Internacional del Aeropuerto de Santiago, permitió descongestionar un poco las instalaciones que mantiene el Ministerio de Salud previo al trámite de migración de Policía de Investigaciones (PDI). Sin embargo, sigue siendo insuficiente.

La gran cantidad de restricciones afectan seriamente al turismo receptivo -extranjeros que quieren visitar Chile- y dificultan también los viajes que chilenos y residentes realizan hacia otros países, por motivos turísticos, familiares o por trabajo.

Ministerio de salud establece controles que transforman la espera en un “corral del contagio”

Pese a que las aerolíneas solicitan toda la documentación requerida por las autoridades chilenas a los pasajeros en el counter del aeropuerto del país de origen -como exigencia para embarcar-, los pasajeros deben realizar nuevamente un estricto trámite de control en su llegada.

Un trámite que debería ser bastante simple se transforma en una molestia para los pasajeros, pues tarda bastante tiempo. Desde el avión hasta la aduana sanitaria pueden ser al menos 20 minutos de espera en horario de poco flujo, en una fila constante de pie. Los viajeros coinciden en que las llegadas por la mañana son más complejas, ya que llegan muchos vuelos de largo alcance en aviones más grande desde Europa y Estados Unidos.

En la aduana sanitaria los pasajeros deben proporcionar los mismos documentos que exhibieron al embarcar, como la declaración jurada de C19 y el examen de PCR tomado hasta 72 horas antes del despegue. Además, a cada persona se le informa si debe realizarse un PCR de ingreso o no.

Los mesones de atención del Ministerio de Salud, donde se exige la misma documentación que pidió la aerolínea en el embarque. Foto: Chócale

La autoridad sanitaria dispuso de 52 módulos en uno de los pasillos que conecta el espigón de desembarque al procesador central. El problema es que no todos están habilitados, por lo que se generan atochamientos y aglomeraciones.

Una vez superada esta etapa, hay que cruzar todo el edificio central del T2 para dirigirse a la zona de PCR. Es un trayecto y fila con unos 20 minutos de espera.

Demostrando poca delicadeza, los funcionarios del Ministerio de Salud realizan el hisopado nasal a quienes fueron designados para hacerse el examen para detectar el SARS-CoV-2.

Fila para la toma de test PCR. Foto: Chócale

Para un usuario que aterriza de madrugada en Chile, entre las 00:00 y las 05:00, los trámites en la aduana sanitaria y la toma de PCR demoran entre 40 y 50 minutos. Sin embargo, en los horarios peak los tiempos de espera son de 1 a 2 horas, considerando ambos trámites.

Después del test, solo falta pasar por migraciones. El tiempo de demora es de 15 a 30 minutos para realizar el trámite ante Policía de Investigaciones, lo que depende del horario y la cantidad de personal disponible.

El riesgo durante todo este proceso es demasiado alto, ya que es muy complicado mantener medidas de cuidado en todas las filas que se deben realizar y por periodos tan largos. Lo más preocupante es la duplicidad de trámites que se deben realizar, considerando que los pasajeros ya completaron su declaración jurada en el país de origen, documentación que fue exigida por cada aerolínea al momento de permitir el embarque.

Contenidos relacionados