Todas las tarjetas Santander en Europa serán sostenibles al 2025

Banco Santander anunció hace unos días que está acelerando el lanzamiento de las tarjetas sostenibles en Europa, en búsqueda de reforzar su compromiso con una banca sostenible y responsable, pensando en apoyar la transición ecológica de la entidad.

El objetivo es que para 2025 todas las tarjetas de crédito, débito y prepago emitidas en Polonia, Portugal, España y Reino Unido estén fabricadas con materiales sostenibles, con PVC reciclado y un sustituto derivado del maíz.

Según explican desde Santander, las tarjetas de PVC reciclado y de ácido poliláctico (PLA) a base de maíz utilizan menos energía que las de plástico tradicional en su proceso de producción. De esta manera, el cambio a las tarjetas ecológicas evitará la emisión de más de 1.000 toneladas de CO2 al año. Además, se reducirá el uso de plástico en 60 toneladas al año una vez que se complete la implementación total, proceso que se inició hace casi dos años.

El parque de tarjetas de Banco Santander en Europa es de más de 30 millones de plásticos. La entidad también informó que se simplificará su oferta de tarjetas, reduciendo en más del 30% la gama que los clientes pueden elegir. La idea es ofrecer una experiencia más sencilla a los usuarios y mejorar la eficiencia.

De hecho, esta simplificación incluirá un nuevo diseño único y moderno para las tarjetas de débito, crédito y prepago en todo Europa. Incorporarán un logotipo ecológico, cuentan con un patrón único para cada segmento de cliente para facilitar su identificación y tiene una muesca en la parte inferior para facilitar la accesibilidad a los usuarios invidentes.

El nuevo diseño de las tarjetas de Banco Santander en Europa.
El nuevo diseño de las tarjetas de Banco Santander en Europa.

“Este es el primer resultado tangible de ‘One Santander’, nuestra iniciativa para transformar la forma en que hacemos negocios para tener un modelo operativo común, comenzando en Europa. Al simplificar nuestra oferta de productos y aprovechar nuestra escala global, nuestro objetivo es mejorar la experiencia de nuestros clientes y brindarles un mejor servicio”, aseguró Ana Botín, presidenta de la matriz de Banco Santander, en una publicación en Instagram.

En tanto, António Simões, responsable regional de Banco Santander en Europa, señaló que “reducir el uso innecesario de plásticos y utilizar materiales sostenibles es un paso muy importante en la transición ecológica del banco. Con el cambio a las tarjetas sostenibles, reducimos nuestra huella de carbono y apoyamos nuestra ambición de alcanzar cero emisiones netas”.

En febrero Santander anunció su ambicioso plan para lograr las cero emisiones netas de carbono en su operación global para 2050. Este desafío no solo incluye a las actividades de la compañía, sino también para las emisiones generadas por sus clientes a partir de cualquier servicio de crédito, asesoramiento e inversión que ofrece la entidad. La sostenibilidad ha sido uno de los sellos más importantes de Ana Botín al mando de Santander.

Contenidos relacionados