La banca explica lenta implementación de portabilidad financiera

El proceso de la ley de portabilidad financiera

Solo 15 solicitudes de portabilidad financiera se han concretado, de más de 117 mil, en más de un mes y medio desde la entrada en vigencia de la ley. Además, existirían otras 200 ofertas que se encuentran aceptadas.

Desde la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) salieron a explicar las complejidades que ha tenido la implementación de la norma.

Por una parte, dicen que la ley involucra no solamente a los bancos, sino también a compañías de seguros, cooperativas de ahorro y crédito, cajas de compensación, emisores de tarjetas de casas comerciales o cualquier otra institución colocadora de fondos por medio de operaciones de crédito de dinero de manera masiva.

“Lo anterior ha requerido una intensa coordinación tanto al interior de la industria bancaria, como a través de industrias”, dicen desde la ABIF.

En segundo lugar, la portabilidad financiera abarca una amplia gama de productos. “No solo incluye créditos hipotecarios y cuentas de pago, como es la experiencia comparada, sino también otro tipo de créditos”, sostiene un informe del gremio. Esto implica importantes requerimientos tecnológicos.

Además, se menciona que la implementación de las plataformas tecnológicas se hizo en base a borradores de los reglamentos de la portabilidad financiera. Estos “fueron publicados en fechas cercanas a la entrada en vigor de la ley, e incluso parte de la normativa aún no está oficializada”, dicen desde la ABIF.

El documento sostiene que la complejidad de la ley contrasta con el plazo de implementación de solo 90 días, la que no considera ningún tipo de gradualidad.

“Lo anterior resulta más evidente al comparar otras iniciativas legales, como la ley que regula las formas de pago de los sobregiros de las cuentas corrientes bancarias, publicada en julio de 2019, la cual se acota a un producto específico y fijó un plazo de seis meses para su implementación, en consideración a las adecuaciones requeridas de las plataformas tecnológicas de los bancos”, argumentan desde el gremio.

A modo de ejemplo, mencionan que el proceso de portabilidad numérica vigente en Chile desde el 2011, fue implementado de forma gradual y en un periodo superior a un año. Esto habría permitido que los actores del mercado adecuaran sus procesos apropiadamente.

Por lo mismo, desde la ABIF expresan que ante estas complejidades es importante avanzar en una mayor disponibilidad y granularidad de información a nivel industria. De esta forma, se podrá gestionar adecuadamente y con mayor precisión el proceso completo.

Contenidos relacionados