Se han concretado solo 15 solicitudes de portabilidad financiera en casi dos meses

La ley de portabilidad financiera se encamina cumplir sus primeros dos meses desde que entró en vigencia, el pasado 8 de septiembre. Pese a la expectativa que se generó, solo se han concretado 15 de las más de 117 mil solicitudes que ha recibido la industria bancaria.

Del total de solicitudes, solo se han podido concretar 15. Además, existen otras 200 ofertas de portabilidades que se encuentran aceptadas por los clientes. Los datos provienen de Redbanc, empresa que gestiona la plataforma que procesa las solicitudes, y fueron ratificados por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), según informó El Mercurio.

Hace casi un mes, informábamos que existían 32 mil solicitudes realizadas y que ninguna de ellas se había concretado.

Los inconvenientes se centran principalmente en la tardía publicación del reglamento por parte del Ministerio de Hacienda y la falta de un procedimiento estándar. Respecto del reglamento, este fue publicado apenas dos días antes de que comenzara la portabilidad financiera. Esto obligó a los bancos, cajas y cooperativas a trabajar en base al borrador de la ley.

Más grave aún es que el reglamento que rige el certificado de liquidación -documento clave dentro del proceso de portabilidad pues da el puntapié inicial para realizar el trámite- aún no ha obtenido la toma de razón por parte de la Contraloría. La norma fue ingresada por el Ministerio de Economía recién cuatro días antes de que entrara en vigencia la ley (el 4 de septiembre). Por mientras, los bancos estarían trabajando por mientras con un borrador basado en la ley.

Además, durante el proceso cada entidad financiera estaría pidiendo distintos antecedentes tanto para verificar la identidad del potencial cliente, así como de los documentos para evaluar sus ingresos y el riesgo.

De hecho, según constató el mismo medio, algunos de los antecedentes son solicitados en distintas etapas dependiendo de la institución y no necesariamente al inicio de la tramitación. También se ha explicado que se han incluido en las solicitudes algunos productos que no serían portables.

Incluso, un ejecutivo del mundo bancario aseguró que el sistema montado por Redbanc sería una especie de “torre de Babel informática”. El sistema es alimentado con datos por los propios bancos y entidades, pero tendría las solicitudes cargadas en distintos formatos, lo cual incide negativamente en los tiempos de tramitación.

Contenidos relacionados