SERNAC fiscalizará a las tiendas que vendan sillas y sistemas de retención infantil

El Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) anunció una fiscalización a los locales que venden sillas y sistemas de retención infantil, con el objetivo de comprobar que las empresas estén cumpliendo adecuadamente con la información y seguridad que deben entregar a los consumidores, de acuerdo a la normativa vigente.

Dichos asientos tienen como objetivo transportar a los niños con seguridad, reduciendo el riesgo de daños en caso de accidente, al limitar la movilidad del cuerpo. Las compañías que no acatan los deberes de información y seguridad se exponen gravemente la integridad física e incluso la vida de los menores, indicaron desde el organismo.

La fiscalización de esto productos busca controlar si las firmas ejecutan adecuadamente estos deberes, establecidos en la Ley sobre Protección de los Derechos de los Consumidores y el Decreto N°176 del 2006 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) y sus modificaciones.

Según lo que informó el SERNAC, las acciones de inspección incluirán varias regiones del país, centrándose principalmente en las tiendas especializadas y del retail. Al mismo tiempo, permitirán a la entidad percatarse si las sillas y otros sistemas de retención infantil cuentan con etiquetas informativas visibles y adheridas permanentemente.

Además, los asientos para guaguas tienen que contener información clara y en español, así como también un manual que indique cómo instalarlas y las características relevantes de los productos, como el nombre o fabricante, el modelo, año de elaboración, funcionamiento de las hebillas, recomendaciones, el rango de peso del niño para la cual fue diseñada, entre otros datos relevantes.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los sistemas de retención usados correctamente, pueden disminuir entre un 50% y un 80% las lesiones graves y mortales, respectivamente, de bebés y niños ante un accidente de tránsito.

Es importante mencionar, que un impacto a 60 kilómetros por hora, es equivalente a una caída desde el quinto piso de un edificio.

Normativa en Chile de las sillas para guaguas

En 2016 entró en vigencia un decreto de ley que hizo obligatorio que todas las sillas de niños que se venden en Chile, cumplan con las normas de seguridad vigentes tanto en Europa como en Estados Unidos.

La medida garantiza que los sistemas de retención infantil hayan sido sometidos a ensayos de comportamiento ante colisiones, además de pruebas de volcamiento, resistencia de los broches del arnés, seguridad ante rotación y test de inflamabilidad del material.

La normativa también establece que si la calidad del artículo no es del todo satisfactoria bajo el nuevo estándar, se informará al SERNAC para que este actúe conforme a la Ley del Consumidor solicitando prubeas para comprobar la calidad, entre otras cosas.

En caso de que el ente no logre acreditar los requerimientos, podría presentar una denuncia y solicitar el retiro del modelo cuestionado.

A su vez, la normativa establece que llevar a un niño o niña menor de nueve años sin su silla infantil o trasladar a un menor de 12 años en el asiento delantero, es considerado una falta gravísima, que significa una multa de 1,5 hasta 3 UTM (desde $88.000 hasta $176.000) y la suspensión de la licencia entre cinco y 45 días para el conductor del auto.

Al mismo tiempo, la ley exige que los infantes hasta cumplir 9 años -o que posean una estatura de 135 centímetros y pesen 33 kilos- deben ir en un asiento de seguridad para niños apropiado, de acuerdo a su edad, talla y peso.

Anclaje para sillas en los automóviles

Desde 2017, todos los autos que entren al país necesitan tener anclajes ISOFIX o LATCH para sujetar las sillas para niños. Estos, son sistemas que simplifican la instalación de ellas, sin requerir el uso de cinturón.

Asimismo, permiten que las sillas se monten de forma rápida y segura, lo que disminuye considerablemente la posibilidad de cometer errores en la instalación de las mismas.

Algo que se recomienda al momento de comprar cualquier sistema de retención infantil, es verificar que sea compatible con el vehículo, según el tamaño y el anclaje disponible en el auto (ISOFIX, TACH o cinturón de seguridad).

Aspectos a considerar al adquirir un sistema de retención infantil

La Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (CONASET), establece una serie de sugerencias para quienes quieren comprar una silla para menores, entre los cuales destacan:

  • Que sea adecuado según edad, talla, peso y contextura física del niño/a.
  • Tiene que ser compatible con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto (Isofix, Latch o cinturón de seguridad).
  • Que se adecúe al grupo familiar: todos los ocupantes del vehículo deben viajar cómodos y seguros.
  • Debe cumplir con la certificación europea o norteamericana vigente.

Contenidos relacionados

Total
31
Compartir