Seguro para autos: Elige el que mejor se adapte a tus necesidades

Existen ciertos criterios a tomar en cuenta a la hora de contratar un seguro de autos, pero es importante siempre asegurarse de tomar el mejor trato. Entre estos aspectos existen algunos bastante obvios, como la cobertura y el deducible, por ejemplo. Pero otros menos mencionados como la suma asegurada, el índice combinado, el coaseguro, entre otros. Por ello, te invitamos a conocer a continuación cuál de todas ellas deberás tomar en cuenta cuando decidas asegurar tu vehículo.

Información relacionada a los seguros

La recomendación al contratar un seguro automotriz es conocer todos los datos relevantes del servicio para luego no tener sorpresas desagradables luego, al momento de sacarle provecho. Hay que tomar el control y conseguir todos los datos de lo que abarca el seguro, dado que manejar implica muchos riesgos y lo primordial es tener todo cubierto. No tener un seguro de auto es algo arriesgado e irresponsable, puesto que los accidentes en carretera están a la orden del día.

Las distracciones al volante o desperfectos en el auto, son una de las primeras causas de accidentes viales, y muchas veces las personas no tienen los medios económicos para salir de esta clase aprietos por cuenta propia. Esta, es una de las razones más poderosas para contratar un seguro para autos, siempre y cuando se ajuste a tus necesidades y te convengan sus cláusulas y plazos.

Coberturas y paquetes

Debes tener presente que al cotizar seguro de auto quedan expresados los riesgos que pueden o no, asumir las aseguradoras, y dependiendo de ello, tendrás que pagar un monto específico. Las coberturas pueden ser divididas en tres partes: moderada, limitada y básica. La primera de ellas, como su propio nombre lo indica, es la que más ventajas y beneficios ofrece, ya sea daños totales al vehículo, robos, gastos médicos a los lesionados, asesoría legal y más.

Por su parte, la cobertura limitada sigue teniendo buenos beneficios pero con algunas restricciones. Por lo general, no se incluye la reparación por daños materiales. Asimismo, en la cobertura básica no existen tantas opciones, lo único a contratar en este caso tiene que ver únicamente con los gastos médicos y la responsabilidad civil. Nada que esté relacionado al hurto, o daños a la carrocería se contempla en esta etapa del servicio.

Suma y deducible asegurado

Algo que debes tener presente al momento de contratar un seguro para tu auto es la suma asegurada, y cuando hablamos de suma, nos referimos a la cantidad máxima que las aseguradoras se comprometen a liquidar o indemnizar en caso de que seas protagonista de un siniestro, o también conocido como accidente de auto. Es muy común que, la suma asegurada tenga una referencia equivalente al valor comercial del vehículo que poseas durante el siniestro y esté asentado en el contrato.

Por su parte, el deducible se refiere a la cantidad que tú, como asegurado, tendrás la responsabilidad de cubrir en cada siniestro, cada vez que este suceda. Lo más común en estos casos es que sea una cuota del 5% por daños materiales, o 10% en casos de robos.

Contenidos relacionados