Bancos presionan a Visa para bajar las comisiones de Apple Pay

Apple Pay

Un artículo de The Wall Street Journal reveló que los bancos estarían presionando a Visa para que se modifique la forma de procesar de algunas transacciones a través de la pasarela Apple Pay.

Cuando en 2014 se lanzó Apple Pay en Estados Unidos, grandes bancos como JP Morgan, Capital One y Bank of America corrieron a firmar acuerdos para implementar los pagos móviles. Estaban asustados porque pensaron que las empresas tecnológicas intentarían desplazarlos en la industria de los medios de pago… al igual como había hecho con las discográficas, las cámaras fotográficas y la geolocalización (GPS).

Sin embargo, parece que las tarifas que cobra Apple por las transacciones realizadas por sus usuarios no tienen conforme a los emisores. Además, el ritmo de adopción de la wallet por parte de sus clientes ha sido más lento de lo esperado. Por lo mismo, según WSJ, algunos bancos estarían presionando a la marca de tarjetas para bajar las comisiones. Obviamente a los ejecutivos de la firma de la manzana mordida no les gusta la idea.

¿Por qué esto es relevante? Los bancos deben pagar una comisión cada vez que un usuario utiliza Apple Pay en el comercio, y por ahora al menos se estaría buscando quitar la comisión a los pagos automáticos, como gimnasios y servicios de streaming. Este episodio es una muestra más de la tensión que existe entre las tecnológicas y la industria financiera.

“Nuestros socios bancarios continúan viendo los beneficios de ofrecer Apple Pay e invierten en nuevas maneras de implementar Apple Pay a sus clientes para compras seguras y privadas”, señaló la compañía en un comunicado citado por el medio norteamericano.

Las marcas como Visa y Mastercard son el nexo entre los bancos y Apple Pay, pues permiten que las tarjetas se carguen en la billetera digital. Actualmente pagan una comisión en torno a 0,15% de cada transacción, mientras que Google Pay no tiene costo para las entidades.

De hecho, la comisión no es lo único que han cedido: De acuerdo con el WSJ, Apple podría elegir con qué bancos trabajar y qué tarjetas aceptaría en su wallet, pese a que por lo general en otras industrias rige la regla “Honour All Cards”. Se trata de un principio que busca aceptar de forma universal y sin discriminación todas las tarjetas emitidas de una misma marca.

Al mismo tiempo, Apple habría aceptado no desarrollar una red de tarjetas que pudiese hacerle el peso a Visa y Mastercard. Sin embargo, Apple y Goldman Sachs lanzaron en 2019 su propia tarjeta de crédito en conjunto, lo que habría enojado a algunos ejecutivos bancarios.

Una de las ideas en la que se está trabajando es ocupar un token diferente para los pagos recurrentes, como suscripciones. El token es una especie de encriptación que reemplaza los 16 números de la tarjeta, y la almacena de forma segura en el iPhone o en el Apple Watch. Esto permitiría que luego de realizar un primer pago, la compañía tecnológica no reciba sus comisiones en las siguientes transacciones.

¿Y la llegada de Apple Pay a Chile?

Todo esto es relevante, porque las altas tarifas de Apple Pay podrían ser una barrera que impide que más bancos estén interesados en adoptarlo.

  • Apple Pay aún no está disponible en Chile, pero los bancos Itaú, BICE y Banco de Chile han dado señales concretas de su llegada al país en el corto plazo. De hecho, previo a Fiestas Patrias a la entidad controlada por el grupo Luksic y Citibank se le escapó el proceso de enrolamiento y muchos usuarios lograron añadir sus tarjetas a la plataforma, aunque no pudieron utilizarla y días más tarde los tokens fueron inhabilitados por el banco.
  • Conocedores del proceso explican que Apple es la que termina decidiendo cuándo y cómo se lanza el servicio en un nuevo país. Además, normalmente su puesta en marcha es en varias entidades bancarias de manera simultánea. Es decir, en ningún caso comenzaría a funcionar con un solo banco. Por ahora la implementación estaría avanzando a distintas velocidades en cada institución.
Contenidos relacionados