El nuevo T2 del Aeropuerto de Santiago está listo para su entrega

Fachada aeropuerto de Santiago

En marzo te contábamos cómo avanzaban las obras del nuevo Terminal Internacional del Aeropuerto de Santiago, que estaban en su última etapa.

Esta semana, tras 5 años de construcción y US$1000 millones de inversión, la concesionaria Nuevo Pudahuel anunció que el nuevo terminal está listo para su entrega. La edificación tiene una superficie aproximada de 200 mil metros cuadrados. Su construcción comenzó en 2016 y debía terminar durante el 2020, pero debido a la pandemia los plazos se extendieron.

Con un video promocional Nuevo Pudahuel informó que las obras del nuevo aeropuerto de Santiago ya está completa y lista para ser entregada.

“Es un orgullo construir, operar, atraer nuevas aerolíneas y abrir nuevas rutas, en un inédito trabajo de la alianza público-privada de la industria aérea donde la Dirección de Aeropuertos (DAP), Subsecretaría de Turismo, Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Invest Chile y la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) trabajamos en conjunto para que tú puedas volar más barato y a más lugares”, explicó Branko Karlezi, subgerente de Comunicaciones de Nuevo Pudahuel.

Recordamos que el T2, nombre del nuevo sector del aeropuerto, estará dedicado exclusivamente a los vuelos internacionales. El actual terminal Arturo Merino Benítez quedará para los vuelos nacionales.

El nuevo edificio cuenta con cuatro espigones (llamados C, D, E y F). De ellos, dos tendrán modalidad “swing”. Es decir, podrían usarse para operaciones nacionales en caso de ser necesario. Es operado por Grupo ADP y VINCI Airports, que en conjunto gestionan más de 70 aeropuertos alrededor del mundo.

La fecha de inauguración está proyectada para el segundo semestre. Es importante explicar que estar listo para la entrega no es lo mismo que habilitado para su funcionamiento. Es probable que tengamos que esperar un par de meses, y si la pandemia lo permite, podremos volar desde la nueva T2.

Las novedades del nuevo aeropuerto de Santiago

Esta nueva terminal llega con interesantes novedades que prometen mejorar la experiencia de viaje de todos los pasajeros. Por ejemplo, la zona de counters presenta grandes cambios. Habrá más de 60 puestos para check-in ordenados de la A a la H y divididos en 4 grandes islas. La mayoría de los puestos serán de autoservicio.

Otra novedad es el Duty Free, que tendrá una amplia superficie en el recinto, con un tamaño superior a los 6.500 metros cuadrados; y el amplio salón vip que tendrá LATAM AIrlines, que será además el primer lounge 100% sustentable de la aerolínea.

Finalmente se destaca que el objetivo del nuevo aeropuerto de Santiago de reducir las emisiones de CO2 en un 40% para el año 2030. La idea es no producir ninguna emisión neta para 2050. Se trata de un desafío que particularmente VINCI Airports ha asumido como propio en diversos terminales que opera, como el de Lyon – Saint Exupéry.

Nicolas Notebaert, CEO de VINCI Concessions
Nicolas Notebaert, CEO de VINCI Concessions

Esta semana Nicolas Notebaert, CEO de Vinci Concessions, presentó un programa de reforestación que permitirá que Lyon se convierta en el primer aeropuerto de aviación comercial de Francia en lograr “cero emisiones netas” para 2026.

Se apostará con un proyecto local a 30 kilómetros del terminal, en un bosque de Cantinière. “Con la ONF (Oficina Nacional de Bosques de Francia) y en asociación con el departamento de Rhône, restauraremos, reforestaremos, mantendremos y gestionaremos esta parcela con especies resilientes localmente seleccionadas por su gran capacidad para adaptarse al estrés hídrico y absorber CO2. Este proyecto nos permitirá almacenar más de 500 toneladas de CO2 durante el período de crecimiento de las plantas”, explicó la compañía.

Contenidos relacionados