Compras online: Menos de un tercio de los consumidores se siente seguro

Fraudes bancarios

Solo un 29% de los usuarios de Internet se siente “muy seguro” cuando realiza compras online, a pesar de que el 61% utiliza el comercio online con mayor frecuencia que antes de la pandemia provocada por la COVID-19.

Así lo reveló una investigación sobre tecnología financiera global (Fintech) realizado por la empresa de detección de amenazas ESET, que encuestó a 10.000 consumidores en el Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Japón y Brasil. El sondeo buscaba indagar la opinión y experiencias de los usuarios sobre las compras y banca en línea.

El 61% de los usuarios a nivel mundial declaró que están comprando en línea con más frecuencia que antes de la pandemia, aumentando al 70% entre los del grupo de edad de 25 a 34 años.

La investigación también muestra que el aumento de las compras en línea sea una tendencia que permanezca en el tiempo, ya que el 40% de los consumidores espera comprar en línea más después de una pandemia que en la actualidad.

Sin embargo, los usuarios no confían suficiente en la seguridad de las transacciones que realizan en Internet. Solo el 29% afirmó que se siente “muy seguro”, frente a un 16% que no se siente ni “seguro en absoluto” ni “particularmente seguro”.

Sin embargo, el 69% de los usuarios cree que podría reconocer un email ilegítimo en forma de phishing, que sea capaz de imitar a una de las tiendas en línea que utilizan habitualmente. Esto podría indicar una mayor concientización sobre este tipo de ataques, sostienen desde ESET.

Estos resultados muestran que aún hay camino por recorrer en la protección y en la generación de confianza de los usuarios, sobre todo si el comercio online continúa creciendo, aunque ya no haya confinamiento, señaló la compañía en un comunicado.

La banca online genera más confianza

La confianza mostrada por los usuarios de banca online es mayor que en las transacciones comerciales. El 83% de los encuestados globales admite que gestiona sus cuentas a través de Internet, de los cuales 24% lo hace exclusivamente desde el móvil.

El 39% de los usuarios admite que se siente muy seguro. Según ESET, esto indica que las entidades bancarias van un paso por delante del retail en lo que respecta a seguridad y confianza del consumidor.

“El COVID-19 ha limitado nuestras interacciones personales de forma muy significativa. Por ello, no asombra a nadie el auge del comercio online”, afirmó Ignacio Sbampato, director de Negocio en ESET.

El ejecutivo sostuvo que les ha sorprendido que este movimiento va a continuar incluso cuando se levanten las restricciones a la movilidad.

“Teniendo esto en cuenta, nos preocupa que menos de un tercio de los compradores realice sus transacciones con confianza. Si no mejoramos la concientización sobre las medidas de seguridad al comprar en línea, los usuarios seguirán considerándose en riesgo al realizar pagos”, señaló Sbampato.

Contenidos relacionados