Proyecto de Deuda Consolidada: ¿Qué es y cómo ayuda a las personas?

Endeudamiento

El proyecto de Ley de Deuda Consolidada -que se está discutiendo actualmente en el Congreso- busca crear un nuevo sistema de información comercial que incluya el historial de cumplimiento y morosidad de personas en el sistema financiero. El objetivo reconocer a aquellos buenos deudores, para que estos tengan más facilidades al acceder a créditos.

Con esta iniciativa se busca crear un Sistema de Obligaciones Económicas (SOE). Este se encargaría de almacenar, pedir y entregar los datos de las personas en caso de contar con el consentimiento del titular. Este tipo de información y regulación ya existe en economías más desarrolladas, como Estados Unidos.

En la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) han valorarado que un sistema consolidado de información de deuda permite mayor competencia y mejores términos en la contratación de deuda. Esto debido a que aumenta la competencia entre entidades que acceden al registro, incluyendo especialmente nuevos actores como las Fintech.

Desde el regulador agregan que se generaría mayor protección del consumidor, gestión de riesgo y estabilidad financiera. Esto a causa de que un registro de deuda consolidada crearía condiciones que permiten controlar el sobreendeudamiento, mejorando la protección del consumidor y la gestión de riesgo por parte de las entidades financieras.

Actualmente, la CMF solo cuenta con información negativa y positiva de hipotecarios bancarios, tarjetas de casas comerciales y bancarias, préstamos bancarios, cooperativas y líneas bancarias.

Algunos antecedentes que hay para entender este proyecto, es que cerca de 800 mil personas en el país gastan más del 50% de sus ingresos en pagar sus deudas, mientras que 2.965.000 de personas ocupa el 10%.

¿Qué novedades trae el proyecto de deuda consolidada?

Primero que nada, el proyecto de deuda consolidada busca fortalecer la protección de datos de deuda. Esto se debe a que este proyecto de ley incluye a personas jurídicas y PYMES, a diferencia de la Ley sobre Protección a la Vida Privada (LPVP) que solo considera a personas naturales.

A esto se suma que reportantes y mandatarios deben cumplir estándares de seguridad, según establezca la CMF mediante normas. Además, la iniciativa establece los siguientes derechos de los deudores:

  1. Autorización acceso (información positiva) bajo estándares CMF.
  2. Derecho al olvido: ventana de 5 años.
  3. Actualización, rectificación o complementación es responsabilidad de reportantes
  4. El reportante deberá cancelar datos cuando corresponda.

¿Qué opinan los expertos sobre la iniciativa?

Álvaro Acosta, director de Finanzas Corporativas de OpenBBK, señala que “en el largo plazo, este nuevo escenario permitirá que los clientes puedan elegir entre todas las instituciones que presten el servicio de financiamiento por sus condiciones más favorables”.

Por su parte, Augusto Ruiz-Tagle, co-fundador de Destacame.cl, comentó en un reciente Live con Chócale la situación actual del endeudamiento de las personas en nuestro país, indicando que el panorama económico mundial y nacional han frenado el avance positivo que se estaba teniendo en el último tiempo.

La iniciativa “busca ampliar la información que es administrada por quienes ofrecen créditos, para que no solamente tengan datos negativos, sino que además se incluya la información positiva”, aseguró Ruiz-Tagle. Un buen ejemplo de ello es el buen comportamiento por pagar a tiempo un crédito, o mantener siempre al día las cuentas de servicios básicos.

Desde la CMF han sostenido que el proyecto requiere de recursos relevantes, como desarrollos tecnológicos robustos, supervisión de cumplimiento de estándares de seguridad y protección de datos, ágil respuesta ante reclamos.

Ante esto, la comisión señaló que “estamos al debe como país con nuestro sistema de información crediticia. Se requiere ampliar la cobertura de la información positiva en los sistemas de información de crédito”.

En ese sentido, Álvaro Acosta de OpenBBK concluyó que “de implementarse esta nueva ley en este tiempo de crisis, veremos menos clientes en capacidad de tomar deuda y mayor demanda de ellos para el sistema financiero, lo que, por una parte, perjudicará a los sectores medios y bajos con el acceso al crédito. Contrapuesto a eso, clientes de altos ingresos que solo privilegian a los bancos perjudicando a los financistas que no sean bancos”.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir