Starken lanza servicio automatizado 24/7 de retiro y despacho de encomiendas

La empresa de courier y logística Starken estrenó uno de los proyectos emblemáticos de su incubadora de ideas, StarkenLab. Se trata del primer servicio pick and drop robotizado que atiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana, muy en línea con las tendencias mundiales de la industria de la logística.

Se trata de un espacio de más de 1.000 metros cuadrados, con zonas especializadas para el retiro (pick) y para la entrega (drop) de encomiendas. Habrá una zona de atención exclusiva para los socios del programa Open Partner.

El sector de retiro tiene un dispositivo con 322 posiciones disponibles para la entrega de paquetes de hasta 15 kilos en menos de un minuto, lo que mejorará de forma considerable los tiempos de atención de los usuarios. En tanto, para drop también hay un sistema automatizado que permite dejar los envíos en segundos.

“Estas soluciones, lideradas por nuestra gerencia de Innovación, son un paso más hacia la logística del futuro, centrada ciento por ciento en las necesidades y la experiencia de nuestros clientes, ya sean emprendedores, empresas o personas naturales”, aseguró el gerente general de Starken, Rodrigo Prida.

¿Dónde está ubicada esta nueva sucursal de Starken? Av. Américo Vespucio Sur 1880, Las Condes.

¿Cómo funciona el nuevo servicio de Starken?

El servicio de pick se activa mediante la lectura de un código QR que recibe el cliente en su teléfono celular por medio de un correo electrónico, al momento que se le avisa que el envío está listo para ser entregado.

El cliente debe acercase a la nueva sucursal y en el punto de retiro exhibe su código QR al lector, el que permite identificar la orden. Gracias al sistema robotizado, en menos de 30 segundos, el usuario tiene el producto en sus manos, explicaron desde Starken.

La sucursal tendrá disponibles diferentes alternativas para hacer envíos. La primera modalidad considera generar un envío desde cero por medio de tótems de autoatención y asistencia al usuario.

Una segunda opción está enfocada en los clientes que ya pre-ingresaron la orden a traves de starkenpro.cl. En ese caso, deben imprimir las etiquetas en los tótems, pegarlas en sus envíos e introducirlas a un módulo robotizado de recepción de carga (Quick Box). Si las etiquetas se llevan impresas desde la casa o trabajo, se pasa directo a la entrega en la Quick Box.

Finalmente, tambien existe la alternativa de atención híbrida o tradicional a cargo del personal de Starken, pensando en aquellos clientes que lo requieran.

Para estas soluciones Starken decidió trabajar con emprendimientos y proveedores especializados nacionales, como Chilebots -que junto a Tecno Fast crearon Drop One-, Belltech y Qclass.

Contenidos relacionados