SMU lanza campaña para reducir el desperdicio de alimentos

“Todos Ganan” es el nombre de la iniciativa con la que SMU –matriz de Unimarc, Mayorista 10, Alvi, Ok Market y Super 10– se ha propuesto desperdiciar menos alimentos y generar más conciencia a la hora de comprar y consumirlos.

De esta manera, se evita que gran parte de estos se vayan a disposición final, gracias a la implementación de dos programas que apuntan, por un lado, a la venta de productos que están próximos a vencer a precios rebajados, y por otra parte, a la entrega de productos a organizaciones sociales, con la idea de buscar que nada se pierda.

Marcela Salas, gerente de Sostenibilidad de SMU, señaló que “buscamos atender desde diversos frentes la problemática que deja el desperdicio de alimentos, desde lo social y lo medioambiental. Esta iniciativa se enmarca en nuestra Política de Sostenibilidad Corporativa, donde el cuidado del medioambiente es un eje fundamental”.

“Los productos que están cerca de la fecha de caducidad, por una parte, representan una oportunidad de compra para el cliente, porque permiten acceder a un artículo en buen estado e incluso rebajado, pero además al comprarlo están generando un beneficio al medio ambiente, ya que no serán un residuo”, agregó.

Pronto Consumo: Precios más baratos en productos próximos a expirar

En cuanto a disponer productos a precios rebajados, la empresa cuenta con el programa “Pronto Consumo”, mediante el cual la supermercadista realiza descuentos de entre un 5% y hasta un 50% sobre el precio regular a productos que están prontos a vencer y que aún se encuentran aptos para el consumo.

Actualmente está habilitado en 300 locales a lo largo del país. Se espera tener una cobertura de toda la red a fines de febrero, alcanzando más de 500 tiendas.

Con Pronto Consumo los clientes pueden acceder a productos próximos a expirar con hasta 50% de descuento.

Están adheridos a este programa todos los productos perecibles y de producción (como panadería, pastelería y platos preparados), salvo granel y congelados, así como algunos de abarrotes. Entre los más recurrentes están el cerdo envasado, carne molida, champiñón bandeja, salchichas y tortas.

Para su fácil identificación, todas las unidades asociadas al programa tienen un adhesivo de “Pronto Consumo”, que permite distinguir el precio a pagar, con el ahorro para el cliente.

-Desperdicio, +Conciencia

Para abarcar este desafío desde más frentes y con el objetivo de aprovechar su gran presencia a nivel nacional, SMU también ha desarrollado el programa “-Desperdicio, +Conciencia”. La empresa llega a cerca de 100 fundaciones en los 300 locales que participan de esta iniciativa a lo largo del país, gracias a una alianza con Red de Alimentos. En las zonas donde la Red no tiene cobertura, se establece un vínculo directo con cada institución.

Alfonso Sánchez, gerente de Marketing y Financiamiento de Red de Alimentos, comentó que “estamos muy contentos de ser parte de esta campaña generando conciencia y juntos evitando el desperdicio de alimentos”.

“Gracias al apoyo de SMU, hemos logrado rescatar más de 100 toneladas de alimentos lo que ha permitido beneficiar a más de 70 organizaciones sociales con más de 13 mil personas en situación de vulnerabilidad y esperamos seguir creciendo”, agregó.

Alfonso Sánchez, Gerente de Marketing y Financiamiento de Red de Alimentos ; Tatiana Viveros, directora de Desarrollo de Fundación Las Rosas; Marcela Salas, gerente de Sostenibilidad de SMU; y P. Freddy Lara, del hogar Pequeño Cottolengo de Quintero.

Asimismo, la Fundación Las Rosas -que mantiene un vínculo con la compañía de larga data- también ha sido beneficiaria de la donación de alimentos de la cadena. “El año 2020, fue un año muy duro para nuestra institución, la pandemia afecta directamente a los adultos mayores, cerramos nuestros hogares a visitas, y junto a lo anterior disminuyeron sustancialmente las donaciones de alimentos que recibíamos. Es en ese año que comienza nuestra amistad con SMU”, relató Tatiana Viveros, directora de Desarrollo de Fundación Las Rosas.

“Nosotros tenemos 2.000 adultos mayores que viven en nuestros 28 hogares y vivimos gracias de las donaciones, los benefactores y amigos como SMU. Estos últimos nos han donado palets de alimentación y de útiles de aseo que nos han apoyado en cumplir nuestra misión de cuidado de los adultos mayores”, señaló.

Impacto medioambiental

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y de la Agencia Mundial del Hambre, se estima que en Chile se desperdician 63,3 kg de pan al año por familia, lo que corresponde al 16,7% del consumo promedio en la población nacional. Esto genera 1,62 millones de toneladas de basura de residuos de alimentos anuales.

De acuerdo con la ONU, se estima entre el 8 y el 10% de las emisiones globales de CO2 están asociadas con comida que no se consume, impactando negativamente en el ecosistema al acentuar el efecto invernadero, lo que reduce la dispersión de calor acumulado por la radiación solar en la superficie del planeta hacia el espacio y provoca un mayor calentamiento de la Tierra.

Durante 2021, la compañía evitó la emisión de 212 mil kilos de CO2, gracias a la donación de más de 74 toneladas a Red de Alimentos, beneficiando a más de 71 organizaciones y más de 13 mil personas.

Contenidos relacionados

Total
7
Compartir