Activos alternativos: ¿Qué son y cómo invertir en ellos?

Inversiones en activos alternativos

Actualmente, las personas tenemos múltiples opciones para ahorrar e invertir nuestro dinero y son cada vez más las plataformas y facilidades para hacerlo. Una de las opciones que han estado sonando fuerte son los activos alternativos, una posibilidad que hace un tiempo no era tan fácil de acceder para todos.

¿Qué son los activos alternativos? José Luis Luarte, head of Balanced Funds & Real Estate de Zurich Chile Asset Management, advierte que no existe consenso sobre la definición de este tipo de activos. “Se puede señalar que son todos aquellos activos que no son los tradicionales como los bonos y las acciones”, explica.

Según el ejecutivo, dos características que sí tienen en común es que tienen muy baja correlación con respecto a los activos tradicionales. También tienen menor liquidez, ya que no es común que se coticen en mercados públicos.

Miguel Gravet, gerente de Inversiones Activos Alternativos de AFP Capital, ejemplifica que dentro de los activos alternativos se encuentran edificios, aeropuertos, carreteras, oro, plata, cobre, tierras agrícolas, entre otros.

Sobre los sectores en los que invierten estos activos, Gravet señala que “en general invierten en la mayoría de los sectores de la economía, destacando su relevancia en los sectores de infraestructura e inmobiliario”.

Beneficios y riesgos de los activos alternativos

De acuerdo con José Luis Luarte de Zurich, el principal beneficio es la diversificación que permiten estos activos. Como no tienen correlación con los bonos y acciones, permiten disminuir el riesgo dentro de un portafolio de inversión.

Sobre los riesgos de invertir en estos activos, el ejecutivo de Zurich señala la baja liquidez. No es posible salir rápidamente de este tipo de inversión. Sin embargo, esto “se compensa con retornos superiores a los que se obtendrían en algún activo tradicional”.

Por otra parte, para Rodrigo Balbontín, subgerente de Asesoría e Inversiones de SURA Inversiones, los principales beneficios son que han demostrado tener un mejor desempeño ajustado por riesgo respecto de los activos tradicionales. “Generalmente tienen una menor volatilidad, y retornos constantes que generalmente provienen de dividendos y apreciaciones de capital”, señala.

Sobre los riesgos, el experto de SURA Inversiones coincide con que los principales riesgos de los activos alternativos tienen que ver con la liquidez. “Están pensados para horizontes de mediano y largo plazo, normalmente para plazos sobre 3 años. Adicional a lo anterior, están expuestos a riesgo de mercado, riesgo de crédito, riesgos operativos, entre otros”, sostiene.

¿Cómo empezar a invertir en este tipo de activos?

De acuerdo a José Luis Luarte (Zurich), para comenzar a invertir es recomendable comenzar a través de fondos de inversión que adquieren estos activos. Esto porque permiten acceder a distintos tipos, con lo cual se logra una diversificación de emisores y objetivos de inversión. De este modo se puede acceder a ellos con montos mucho menores de inversión a los que se necesitan para ir directamente.

“Además, las cuotas de los fondos pueden ser transadas en mercados públicos permitiendo entregar un poco más de liquidez al inversionista”, señaló.

Rodrigo Balbontín menciona que en el último tiempo el acceso a los activos alternativos se ha extendido a los inversionistas que no cuentan necesariamente con altos patrimonios. Sin embargo, indica que de todas formas suelen existir aportes mínimos relevantes, en comparación con inversiones en fondos mutuos tradicionales. Lo recomendable, señala, es que la persona conozca en detalle todos los aspectos relevantes del activo antes de decidir invertir en él, además de diversificar.

Por último, sobre los costos que se deben tener en consideración, Balbontín explica que, en general, existe la remuneración fija anual que cobra la administradora. También está la remuneración variable anual.

“Es un porcentaje por sobre el retorno objetivo de cada fondo en particular, más conocida como comisión de éxito”, menciona.

También pueden haber costos por transacción o custodia. Esto además de costos en mercado secundario, en caso de que una persona quiera salir de un fondo antes de la fecha de término del activo.

“Acá lo sugerido es que el inversionista consulte con detalle cuáles son los costos específicos de cada activo alternativo en que quiere invertir para poder tener toda la información sobre la mesa antes de tomar una decisión”, concluye el ejecutivo de Sura Inversiones.

Contenidos relacionados