¿Qué cambios traerá la ley de etiquetado de alimentos sin gluten?

Alimentos sin gluten

La nueva ley de etiquetado de alimentos sin gluten exigirá que todos los alimentos que no tengan esta proteína proveniente de la harina cuenten un sello con la frase “libre de gluten”, con el objetivo de facilitar su reconocimiento por parte de los consumidores celíacos.

La iniciativa fue promulgada a mediados de agosto. Desde entonces, las autoridades de Salud cuentan con tres meses para modificar el Reglamento Sanitario de los Alimentos.

La norma busca facilitar el reconocimiento de estos productos que se comercializan en supermercados, transparentar las cartas de los restaurantes y exigir alternativas de comidas sin gluten en los establecimientos de educación que estén administrados por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) o que reciban a estudiantes de educación superior con becas de dicha institución.

De esta forma, obliga a los fabricantes, productores, distribuidores e importadores a declarar e incluir en la etiqueta la expresión “libre de gluten” o alguna similar, acompañada del símbolo de una espiga tachada, en todos los alimentos que no contengan gluten.

Con esto se espera tener un etiquetado más amigable, en el que se informe si el producto tiene gluten o no. La idea busca generar una compra más informada y rápida, facilitando el día a día del celíaco.

“La nueva Ley de Etiquetado para alimentos sin gluten es un gran avance. Esperamos que se siga trabajando en leyes y políticas públicas que faciliten la vida de las y los celíacos del país”, afirmó Helga Santibañez, coordinadora de CONVIVIR, Fundación de Intolerancia al Gluten.

¿Qué indica la nueva ley de etiquetado de alimentos sin gluten?

La ley señala que el logo debe tener la forma de una espiga tachada y deberá ir en la parte delantera del producto. La norma busca garantizar su visibilidad, aunque “las demás características se determinarán en el Reglamento Sanitario de los Alimentos”, señala la ley.

El nuevo reglamento también exigirá que los comercios deberán contar con góndolas especiales para alimentos sin gluten, aunque quedarán exentas las pymes de esta obligación.

Por otro lado, los establecimientos que venden comida preparada deberán informar el contenido de sus productos. Esto lo deberán hacer a través de sus cartas, vitrinas o letreros, informando al menos la cantidad de energía, azúcares, sodio, grasas saturadas y gluten.

Una vez entrada en vigencia la ley, las licitaciones de servicios de alimentación a establecimientos de educación parvularia, básica y media, administrados por Junaeb, como también en la educación superior y técnicos profesionales asociados a Becas de Alimentación para la Educación Superior, deberán contemplar servicios de alimentación para estudiantes celíacos.

También se obligará a los establecimientos educativos a explicar todo lo relacionado al ser celíaco. La finalidad es que los niños entiendan la importancia de esta restricción alimentaria.

“Muchas veces los celíacos deben escuchar frases como ‘un poquitito no te hará mal’, ‘no seas mañoso’. De hecho, puede llegar a ser un motivo de bullying o de aislamiento social, especialmente en niños y adolescentes”, comentaron desde la fundación CONVIVIR.

Contenidos relacionados