Servipag y Sencillito restringen pago de cuentas con Webpay de Transbank

Servipag

La empresa de recaudación Servipag eliminó durante el fin de semana la opción de realizar pagos a través de la pasarela de pago Webpay de Transbank, por lo que sus usuarios ya no pueden pagar sus cuentas de servicios básicos con tarjeta de crédito y débito en dicha plataforma.

Se trata de uno de los primeros coletazos de la resolución del Tribunal de la Libre Competencia (TDLC), respecto a la fijación de las nuevas tarifas de Transbank.

Con el nuevo modelo de cuatro partes, la red de adquirencia comenzó a aplicar comisiones variables a estas empresas que recaudan pagos de cuentas. Anteriormente regía un cobro fijo por transacción realizada, independiente del monto. Según ha informado Transbank a sus clientes, los ajustes tarifarios entraron en vigencia el pasado jueves 23 de septiembre.

En el caso de Servipag, la empresa eliminó la opción de pago con tarjetas de crédito bancarias. Si bien sigue apareciendo la opción “tarjetas de débito”, en la práctica se trata de botones de pago que se conectan directamente con los bancos, saltándose la pasarela de Webpay, los cuales permiten descontar los fondos desde las cuentas corrientes o vista de las entidades. En el caso de prepago, este recaudador nunca alcanzó a aceptarlas.

Respecto del botón de pago, las únicas entidades ausentes son Banco Santander y Banco Ripley. Sin embargo permanece la opción de pago con tarjetas de crédito de retail, como CMR Falabella y Ripley.

Servipag eliminó los pagos con tarjetas de crédito. En el caso de débito, conduce a botones de pago de los bancos.

En todo caso, no se trata de la única empresa que tomó medidas para hacer frente al alza en las comisiones. El recaudador Sencillito restringió los pagos a través de Webpay únicamente a tarjetas de débito y prepago, excluyendo las tarjetas de crédito de su plataforma.

En tanto, otro de los actores en la recaudación y pago de cuentas, Unired.cl -filial de la supermercadista SMU- confirmó que mantendrá las opciones de tarjetas de crédito, débito y prepago, además de los botones de pago que actualmente operan en su plataforma.

Consultamos a Servipag por la eliminación de las opciones de pago con crédito y Redcompra. Sin embargo, al cierre de esta nota aún no recibíamos respuesta, aunque a los clientes que están consultando por redes sociales la empresa les responde que “estamos trabajando para poder brindarles nuevas y mejores opciones para realizar sus operaciones en nuestro portal”.

¿Por qué las recaudadoras están restringiendo los métodos de pago?

El modelo de negocio de las empresas como Servipag o Sencillito se basa en el cobro de una comisión fija por cada cuenta que pagan los clientes de las empresas de servicios. Estas pagan dichas comisiones al recaudador, independientemente del monto de las transacciones. Al mismo tiempo, hasta mayo de 2020 un modelo similar regía respecto de lo que debían pagar esas mismas empresas de recaudación a a Transbank. Hasta ahí todo marchaba bien.

Sin embargo, el nuevo esquema tarifario de Transbank establece que estas plataformas deben pagar una comisión correspondiente a un porcentaje de la transacción, debido a la incorporación de las tasas de intercambio que cobran marcas como Visa o Mastercard.

En fácil: Por ejemplo, si pagas la cuenta de Enel en Servipag, la empresa de electricidad debe pagarle un monto X fijo por cada cuenta pagada a la plataforma que realizó el cobro. A su vez, Servipag le pagaba a Transbank una comisión fija por transacción. Sin embargo, a partir de ahora es un porcentaje, que en muchos casos podía ser más alto que lo que Servipag le cobraba a Enel.

De este modo, el nuevo esquema tarifario compromete la viabilidad financiera de estos servicios de pago de cuentas, según se desprende de lo que plantearon algunos intervinientes en la discusión ante el TDLC.

En el proceso participaron Sencillito y Unired, empresas que “hoy cobran y reciben una remuneración o comisión fija por cada pago que recaudan para las empresas que emiten cuentas de servicios básicos (clientes, facturadores o billers) o por cada transacción en su red, con independencia del monto del pago”, menciona el fallo.

Modelo de 4 partes y las tasas de intercambio

Durante muchos años, Transbank prácticamente era la única red de adquirencia que operaba en el país. Esto se debía al modelo de 3 partes, donde por un lado estaba el tarjetahabiente (tú, que compraste algo), el emisor y adquirente (el que te da la tarjeta, pero que también entrega de maquinitas o servicio de pago al comercio) y el comercio (a quien le compraste algo).

Como el emisor y adquirente eran lo mismo (en este caso, los bancos representados por Transbank), esto dificultaba que otras empresas pudieran entrar a ofrecer sus propias maquinitas. Sin embargo, en los últimos años la competencia se abrió (la historia da para otro post) y empezamos a pasar a un modelo de 4 partes.

¿Qué es el modelo de 4 partes? Está el tarjetahabiente (tú y tu tarjetita), la marca (Visa, American Express o Mastercard), el adquirente (Transbank u otros) y el comercio. Esto permite que entren competidores a ofrecer los equipos POS o servicios de pago online a los negocios, los llamados adquirentes, lo que efectivamente ha ocurrido con Klap (Multicaja), Getnet, Compraquí y Bci Pagos, que son quienes cuentan con autorización de la CMF. Otros actores como Mercado Pago o Redelcom operan como subadquirentes o proveedor de servicios de pago (PSP), por lo que su funcionamiento es a través de uno de los adquirentes regulados.

Pero hay otro actor que cobró relevancia con el cambio al modelo de cuatro partes: las marcas de tarjetas, como Visa, Americana Express y Mastercard. Estas empresas pueden fijar una comisión denominada tasa de intercambio por cada compra que se realiza con las tarjetas que llevan su logo. También está el costo de marca, que son cobros que realizan las marcas por servicios que prestan.

Adicionalmente, debemos considerar el margen adquirente. Es la comisión que recibe Transbank por procesar la transacción y ofrecer el servicio de medios de pago en el comercio.

Entonces, ahora cada compra los comercios deben pagar:

Tasa de intercambio + Costo de marca + Margen adquirente = Merchant Discount

En este caso, Transbank tuvo que traspasar las tasas de intercambio que cobran las marcas de tarjetas por las transacciones realizadas por los usuarios. De lo contrario, estaría funcionando a pérdida (que fue lo que estuvo pasando durante muchos meses, mientras no salía el fallo del TDLC). De hecho, desde la industria sostienen que la tasa de intercambio puede representar hasta el 80% de la comisión cobrada a los comercios, y sumados al costo de marca, dejan a los adquirentes con márgenes en torno al 10% o menos.

Hace casi dos meses se promulgó la ley que determina la creación de un comité que fijará estas tasas de intercambio (las marcas se habían ido al chancho 🐷 con las que fijaron originalmente). El plazo máximo para determinar esta comisión es de 6 meses, es decir, deberíamos tener novedades a más tardar a principios de febrero de 2022.

Respecto de las plataformas de pago, la resolución del TDLC asegura que Transbank está disponible para establecer un esquema tarifario particular para las empresas que se dedican al negocio de la recaudación (como Servipag, Sencillito y Unired).

“En la medida en que el tribunal así lo autorice, pues ello implicaría introducir una diferenciación por rubro (inexistente a la fecha) en lo que se refiere al margen adquirente regulado en el sistema tarifario”, dice el documento.

Contenidos relacionados