Argentina: Cuentas corrientes deberán tener código QR para facilitar las transferencias

Opciones para pagos con QR por medio de billeteras digitales

El Banco Central de Argentina (BCRA) determinó la semana pasada que todos los comercios y empresas deberán disponer de un código QR vinculado directamente con su cuenta bancaria. De esa forma se les facilitará la recepción de pagos con transferencias y la acreditación inmediata del dinero que reciban.

Las entidades financieras y prestadores de sistemas de pagos, en un plazo de 60 días, deberán darle a sus clientes comerciales un código QR que identifique las cuentas. Esto con el fin de poder recibir en forma simple y rápida trasferencias inmediatas o pagos con transferencias.

“Las cuentas corrientes en entidades financieras y las cuentas de pago de los PSP, cuyos titulares sean personas jurídicas, deberán ser identificadas ahora también por un código QR. Hasta el momento tenían como códigos de identificación un número de CBU/CVU y un Alias”, informó el BCRA en un comunicado.

El objetivo es que, a partir del próximo 30 de noviembre, los usuarios de cualquier billetera virtual puedan leer el código QR desde su aplicación. De esa forma, podrán pagar cualquier consumo desde su celular, sin necesidad de usar efectivo o plásticos.

“La decisión del Directorio del BCRA da un nuevo impulso para generar mecanismos de pagos minoristas eficientes, abiertos, innovadores y de alcance universal, que permitan la expansión acelerada de los pagos digitales frente al efectivo”, señaló Miguel Pesce, presidente del BCRA.

Actualmente, los comercios pueden ofrecer el sistema QR para recibir pagos a través de los aceptadores o procesadores de pagos que les ofrezcan el servicio. Sin embargo, este nuevo QR se diferencia porque identifica directamente a la cuenta del comercio. Esto permite la acreditación inmediata vía transferencia, con la menor comisión del sistema.

Una de las ventajas de los pagos por transferencias para los comercios es que la acreditación del dinero es inmediata. Así, reciben el dinero en su cuenta forma automática y con carácter irrevocable. Esto además de terminar con los gastos ocultos del manejo de efectivo, como de transporte, almacenamiento o seguridad.

La meta es que a partir del próximo 30 de noviembre cualquier usuario de una billetera digital -sea de la empresa que sea- pueda usar el código QR de reconocimiento de un comercio o empresa para pagar su consumo. Esto sin importar qué entidad es la que provee ese código.

Contenidos relacionados