Banco Central llamó a volver a usar las monedas, aunque no hay escasez

Cecilia Feliú, gerenta tesorera del Banco Central, hizo un llamado a la población para volver a usar las monedas en Chile, explicando su efecto negativo en la economía porque las personas no las están ocupando.

En una entrevista con Las Últimas Noticias, la ejecutiva se refirió a la mesa de trabajo que convocó el Banco Central con los bancos y el retail. En la oportunidad, explicó los motivos por los cuales se detuvo el flujo de monedas en el país.

Entre marzo y septiembre hubo un cierre generalizado de la economía y de los comercios de ciudades pequeñas y grandes. La gente se quedó en sus casas y el flujo de monedas que se daba entre las personas, los comercios y otros actores diferentes a los del circuito formal de los bancos, se detuvo 100%”, comentó Cecilia Feliú.

En ese contexto, la ejecutiva agregó que “cuando se comenzaron a levantar las cuarentenas, por ahí por septiembre de 2020, la gente llegó a los grandes comercios con un volumen muy grande de billetes de altas denominaciones, de $10.000 y $20.000, que se habían emitido desde fines de 2019”.

Debido a eso, los comercios comenzaron a tener problemas de vuelto y fueron a sus bancos a pedir monedas. Al mismo tiempo, estas entidades se las solicitaban al Banco Central.

La demanda mensual que comenzamos a tener fue mucho mayor que la habitual, a tal punto que a fines del año pasado llegó en torno a los 60.000.000 de unidades, cuando lo habitual era de 7.000.000”, detalló Cecilia Feliú.

No es un problema de escasez

En conversación con LUN, la ejecutiva recalcó que esta situación no tiene que ver con temas de escasez, sino que su flujo se detuvo porque la gente dejó de pagar con ellas como medida de seguridad.

No hay escasez. El volumen de monedas que hay en el sistema es suficiente, pero la parte del ciclo que está en manos de la gente se detuvo por la pandemia, por temor a contagiarse y porque los comercios estaban cerrados”, explicó Cecilia Feliú.

Además, la gerente tesorera de Banco Central, comentó que las personas que no están bancarizadas se podrían ver mayormente afectadas por la trabazón del flujo de monedas.

“A las personas más vulnerables, de menos recursos que no están bancarizadas y a los que no tienen acceso a la tecnología, como las personas mayores, ellos usan mucho el efectivo, porque no acceden a los medios digitales como los bancarizados”.

En ese sentido, la ejecutiva agregó que “si ellos sacan su dinero de la CuentaRUT, les van a dar billetes y si no hay sencillo, se les dificultará hacer sus compras”.

En enero, en entrevista con Chócale se le consultó a José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos (ABIF), respecto de este tema. En la ocasión, el dirigente gremial aseguró que es clave la liquidez y que existía un problema para abastecer cajeros automáticos, a partir de la crisis social de octubre de 2019.

Contenidos relacionados