9 de cada 10 personas en Chile ha usado un método de pago emergente durante el último año

Bank card and smartphone in jeans pocket on light wooden background, copy space with right.

La revolución de pagos digitales que comenzó durante la pandemia se consolida en Latinoamérica. En Chile, 9 de cada 10 consumidores ha usado un método de pago emergente durante el último año.

Así lo revela el New Payments Index 2022 de Mastercard, una encuesta realizada entre marzo y abril de este año a más de 35.000 personas de todo el mundo.

El estudio evalúa anualmente el comportamiento de los consumidores respecto de los métodos de pago emergentes.

Mientras los métodos tradicionales de pago, como el dinero en efectivo o las tarjetas que se deslizan o se insertan, todavía tienen tracción por costumbre y percepción de seguridad, un 42% de los consumidores encuestados en Chile, revela que usó menos efectivo durante el último año.

Patricio Sandoval, country manager de Mastercard en Chile y Paraguay, señaló que “este estudio nos permite conocer cómo la digitalización y las nuevas tendencias van ampliando las opciones de pagos de los chilenos y chilenas”.

El ejecutivo indicó que “para nosotros estos datos son de gran relevancia, ya que nos permiten seguir desarrollando soluciones innovadoras y complementarias al avance de nuevas tecnologías”.

Pagos digitales, seguridad y comodidad

Chile destaca por ser un país donde los consumidores se muestran cada vez más dispuestos al uso de un dispositivo móvil. Un 63% declaró utilizar cada vez más su dispositivo de tecnología portátil para realizar pagos.

A la hora de decidir qué método de pago utilizar, los latinos priorizan la seguridad (54%), pero buscan también la rapidez que ofrece la tecnología financiera.

De los encuestados chilenos, un 83% señala que en el último año utilizó un método de pago digital, donde un 35% menciona que utilizó su billetera digital y un 31% declara haber pagado mediante código QR. Estas cifras se repiten de forma similar en Latinoamérica.

La biometría se abre paso como la opción para encontrar el equilibrio entre comodidad y seguridad. En Chile, un 71% de los encuestados señala que usar tecnologías biométricas para la identidad y los pagos es más seguro que un PIN, una contraseña u otra forma de identificación.

Criptomonedas

En su tercera edición, el estudio de Mastercard DeFI, blockchain, NFTs- registra una importante actividad en la región, con consumidores ávidos por saber más sobre este ecosistema. En Chile, el 52% de las personas encuestadas señala que conoce sobre criptomonedas y 6 de cada 10 chilenos está más dispuesto a utilizarlas que hace un año y un 71% declara que utilizaría más las criptomonedas si entendieran más sobre monedas digitales.

Además, la encuesta muestra que los consumidores chilenos se sentirían más seguros invirtiendo (65%) y realizando/recibiendo pagos (64%) en criptomonedas si estas fueran emitidas o respaldadas por una organización de confianza.

En Latinoamérica, un 82% de los encuestados reconoce que le gustaría disponer de funciones relacionadas con las criptomonedas directamente en su institución financiera actual. También el estudio revela que las personas con menos de 40 años y los millennials son más propensos a percibir las soluciones digitales emergentes como seguras.

Aunque igual las usan, las personas que crecieron operando en la banca tradicional muestran más recelo, lo que constituye -para todos los agentes de la cadena de pagos- una oportunidad para construir confianza.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir