FNE pide al TDLC fijar las comisiones de Transbank en 0,4%

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) pidió al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que ordene a Transbank y a sus 10 bancos accionistas el cumplimiento forzoso de la sentencia que dictó la Corte Suprema el pasado 8 de agosto, respecto de las tarifas que cobra a los comercios, procesadores de pago (PSP), otros operadores y emisores por efectuar transacciones a través de su red.

Entre otras medidas, pide establecer una comisión única de 0,40% para el merchant discount, comisión que pagan los comercios al recibir pagos con tarjetas y que incluyen el margen adquirente -que recibe Transbank- y las tasas de intercambio y los costos de marca, que cobran las marcas de tarjetas como Visa y Mastercard junto a los emisores como bancos.

Según la FNE planteó al TDLC que el máximo tribunal del país había dictado “órdenes y directrices claras a ser cumplidas por Transbank y sus accionistas, respecto de las cuales toda etapa de discusión se encuentra cerrada”. En ese sentido, aseguró que la empresa habría informado a los comercios la aplicación de un merchant discount (MD) -denominación usada para la comisión total que pagan los comercios al recibir pagos con tarjetas- que no cumpliría con los requerimientos establecidos y que les ha traspasado directamente una tasa de intercambio (TI, comisión que cobran las marcas de tarjetas) que igualmente incumple lo ordenado por el máximo tribunal.

Asimismo, señaló que los emisores que son accionistas de TBK tampoco han adoptado las medidas que permitan cumplir la decisión de la Corte Suprema.

¿Como deberían definirse las tarifas de Transbank, según la FNE?

En esa sentencia, dice la FNE, se había establecido que las tarifas que Transbank cobra a comercios y otros clientes debían definirse según los siguientes parámetros:

  • Tarifas fijas sin admitir discriminaciones por rubros o categorías, ni descuentos de ningún tipo, con criterios públicos, objetivos, razonables y que respeten la igualdad ante la ley.
  • No deben implicar un alza generalizada de comisiones cobradas a los comercios.
  • Debe tener tasas de intercambio que permitan hacer viables las condiciones anteriores.
  • Que estas tarifas puedan permitir el autofinanciamiento de Transbank.
  • Permitan la competencia en el mercado de la adquirencia (empresas que ofrecen maquinitas POS o soluciones de pago), evitando que TBK ofrezca subsidios o precios bajo el costo.

Según dijo la FNE, los cambios en las tarifas de Transbank y en las tasas de intercambio de sus accionistas -los bancos, que emiten las tarjetas- debían implementarse de forma conjunta e inmediata luego de la sentencia de la Corte Suprema. Además, expresó que debían” regir por un periodo transitorio hasta que se cumplan todas las condiciones que ella determinó para la plena operación de Transbank bajo el modelo de 4 partes”, que son la plena interoperabilidad, la reducción sustancial de TI y tarifas a comercios y la constatación de las circunstancias anteriores por el TDLC.

En ese sentido, la Fiscalía Nacional Económica asegura haber llegado a la conclusión que las nuevas tarifas de Transbank implementadas el 22 de agosto pasado -que consideran su tarifa con un valor fijo en UF, más un porcentaje por tasas de intercambio y costos de marca que consideran rubro y volumen- no dan cumplimiento íntegro y efectivo de la sentencia.

Comisión total de 0,40% a los comercios

“Para hacerlo se requiere aplicar, con efecto inmediato, una tarifa única a comercios de 0,40% del valor de cada transacción, tanto para tarjetas de crédito, débito y prepago, sin perjuicio de la posibilidad de que el TDLC determine un valor superior, de considerarlo necesario para mantener un nivel adecuado de TI”, dice la FNE.

La tarifa de 0,40% recomendada por la fiscalía sería el menor valor efectivamente cobrado a comercios hasta marzo de 2020 en cada tipo de tarjetas, excluyendo ciertas categorías del plan de autorregulación y de otras instituciones que tenían condiciones comerciales excepcionales, como el pago de impuestos. La FNE asegura que ese porcentaje incluye el margen adquirente, las tasas de intercambio de los emisores que no son accionistas de Transbank y los costos de marca, y que aún así se garantiza el autofinanciamiento de la empresa.

Además, la FNE planteó que para cumplir la sentencia los bancos que son accionistas de Transbank deben asumir los riesgos del cambio de sistema tarifario. En ese sentido, Banco de Chile, Santander, Itaú, Bci, BancoEstado, Internacional, BICE, Security, Falabella y JP Morgan Chase Bank, junto a Transbank, “deben adoptar junto con Transbank las medidas necesarias para determinar tasas de intercambio que permitan cumplir con las condiciones ordenadas por la sentencia, asumiendo la reducción de sus tasas”, algo que hasta ahora no ha sido acordado voluntariamente entre los involucrados, llamando a obligar su cumplimiento forzado.

En todo caso, se señaló que la reducción de las tasas de intercambio no sólo debería aplicarse a Transbank, sino también a otros operadores como Getnet y Klap, con la idea de respetar principios como no discriminación y preservar la competencia; y que se solicitó al TDLC que obligue a aplicar nuevas tarifas a los proveedores de servicios de pago (PSP), empresas recaudadoras y otros operadores, las que deberían ser menores a las de los comercios.

También se pidió que se envíe un oficio al Banco Central y a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para que se hagan parte del proceso, considerando el rol regulatorio y para observar que el riesgo de la implementación de medidas también “sea también asumido por los bancos emisores, debido a que Transbank desarrolla una actividad propia de apoyo al giro bancario”, respectivamente.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir