Cómo elegir una estufa para el hogar: Las diferencias entre gas, eléctrica y parafina

Cómo elegir una estufa eléctrica, gas o parafina

Todos los chilenos saben lo que significa la llegada del invierno y del frío: mantas extra en la cama, sopaipillas o calzones rotos en la mesa y la calefacción como prioridad. Aquí es donde surge una clásica duda: ¿Cómo poder elegir tu estufa y cuáles son las diferencias entre las eléctricas, a gas o con parafina?

La respuesta a este problema la vamos a dar hoy, ya que la decisión de cómo calefaccionar un hogar nunca es tema menor y afecta directamente el bolsillo de cualquier persona. De hecho, hay un montón de factores que hay que tener en consideración pero que no muchos conocen.

Ignacio Herrera Larraín, subgerente comercial de Toyotomi Chile, explicó a Chócale que lo más importante es “escoger una potencia adecuada a las características del espacio a calefaccionar. Esto se determina revisando su tamaño, altura, orientación, aislamiento, temperatura exterior y, por supuesto, los gustos y necesidades personales”.

Por otro lado, José Miguel Arriaza, director de la Escuela de Energía y Sustentabilidad de la Universidad San Sebastián, afirmó que la preocupación no sólo debe abarcar la arista económica, sino también sanitaria.

Al tener un calefactor debemos preocuparnos de que no produzca contaminación intradomiciliaria. Por ejemplo, hay gente que utiliza salamandra o braseros, los que desprenden CO2 y cada año se reportan intoxicaciones por este elemento, lo que incluso puede ser mortal”, comentó el académico.

Quizás toda esta información suene abrumadora y más si se tiene en consideración que las opciones habituales no son demasiadas: La mayoría de los consumidores suelen elegir entre estufas a gas, parafina o electricidad. Lo bueno es que en Chócale preparamos una nueva guía para orientarte en la compra de tu próxima estufa. ¡Toma nota y descubre cómo mantener la temperatura agradable dentro de tu hogar!

¿Cómo elegir una estufa a gas?

Partamos con las más comunes. Las estufas a gas son sin duda un clásico a la hora de calefaccionar el hogar, pero esto no quiere decir que sean las mejores o las peores.

Ignacio Herrera Larraín de Toyotomi asegura que “una buena opción para mantener el calor es dividir la casa en ambientes, escogiendo estufas de alta potencia para los espacios comunes de mayor tamaño y dejando las eléctricas exclusivamente para espacios pequeños”.

Ocupando dicha lógica se puede consignar que contar con un equipo a gas siempre será una buena idea. Esto se debe a que son la opción ideal para espacios medianos o grandes gracias a su mayor radio de alcance.

Por otro lado, esta alternativa cuenta con las desventajas de que no se puede regular de forma automática y es menos segura que las otras opciones.

Estufas a parafina: ¿En qué fijarse al comprar una?

Las estufas a parafina forman parte de las casas de los chilenos desde hace décadas. Su mayor beneficio es el precio de uso, siendo muy atractivo para el bolsillo de muchos.

Recientemente, debido al aumento en el costo de los combustibles, se estableció un subsidio a su precio que permitió hacer retroceder el kerosene a un valor de $1.000 por litro en promedio (en la Región Metropolitana). También son conocidas por su potencia.

Entre los aspectos negativos de elegir una estufa a parafina, se encuentra el hecho de que algunos modelos -los más económicos- pueden dejar olores dentro de la casa. Además, podrían llegar a ser muy aparatosas a la hora de encenderse o de recargarlas con kerosene.

Marcas como Toyotomi actualmente ofrecen modelos basados en estufa a mecha -las más comunes y tradicionales- con precios que van desde los $190.000. Pueden ser utilizadas en espacios medianos y grandes de hasta 80 metros cuadrados, tienen una amplia autonomía y son fáciles de transportar.

En cambio, las estufas láser también funcionan con parafina, pero conectadas a la corriente, por lo que deben usarse en un lugar fijo. Cuentan con paneles para configurar temperatura, horarios y potencia, además de sensores de oxígeno y sobrecalentamiento.

Además, existen las estufas de tiro forzado. Estas combinan la alta potencia de la parafina con la posibilidad de ser usadas en recintos sin ventilación debido a su ducto de evacuación al exterior. Así se transforman en una excelente alternativa a la calefacción central, pero a una fracción del costo.

Las claves al elegir una estufa eléctrica

Finalmente están las estufas eléctricas, las cuales destacan por su comodidad y porque pueden ser usadas en espacios pequeños. Además, gracias a su funcionamiento con termostato son más eficientes en el consumo de energía.

A todo esto podemos sumarle que tienden a ser un método de calefacción mucho más limpio. Un equipo eléctrico no produce contaminación intradomiciliaria, lo que sería ventajoso en hogares donde hay niños o adultos mayores.

Según Sebastián Brieva, gerente de ventas retail de Kendal Chile, las estufas eléctricas son las que más se venden hoy en día. Esto se debe a que tienen funcionalidades que permiten regular el tiempo de uso y, de esta manera, cuidar el bolsillo.

“Su éxito es gracias a funcionalidades como el timer y también a permitir programar el encendido vía Wi-Fi”, explicó el ejecutivo de Kendall.

Para cerrar el análisis, es importante que la elección de la estufa ideal varíe dependiendo de los requerimientos de cada familia. A pesar de esto, Jose Miguel se la jugó con sus preferencias: “a mi juicio, desde el punto de vista del calor limpio que entrega, primero optaría por eléctrica, luego por gas y finalmente por parafina”.

Bonus track: El aire acondicionado

Para cerrar esta guía sobre cómo elegir tu próxima estufa tenemos un bonus track track: el aire acondicionado. Este dispositivo se suele asociar al verano y a las altas temperaturas, pero la verdad es que también pueden llegar a ser muy útiles en invierno.

Muchos de estos productos cuentan con bomba de calor. Por lo tanto, son capaces de calefaccionar el hogar, manteniendo una temperatura constante. Por ejemplo, al dejar el aire acondicionado fijo a 21ºC se logra una sensación de calidez ideal.

Además, este sistema destaca por su eficiencia energética y su bajo grado de contaminación. “A la hora de buscar una forma de calefaccionar tu hogar es fundamental encontrar un aliado para crear tus momentos cálidos con energía limpia”, señaló Alfredo Craddock, gerente de marketing de TCL Chile.

Contenidos relacionados
Total
49
Compartir