Steve Chen, cofundador de YouTube: “Vale la pena, al menos una vez en la vida, trabajar en una idea propia y comenzar tu propia empresa”

En un capítulo especial para celebrar los 2 años del ciclo “Visión de Líderes” de Itaú, Steve Chen, cofundador de YouTube, repasó la historia y el rápido éxito de la plataforma de videos, sus inicios en la industria tecnológica y los desafíos y oportunidades para los emprendedores en la actualidad.

Antes de fundar YouTube, Steve Chen -nacido en Taiwán y criado en Chicago- abandonó su carrera universitaria a solo un semestre de titularse, todo por la oportunidad de trabajar en PayPal, que por ese entonces aún no se convertía en la compañía de pagos que conocemos en la actualidad.

“Recuerdo que mi madre lloraba porque iba a abandonar los estudios, pero creo que no estaba abandonando, sino que lo estaba postergando, teniendo en cuenta que siempre podría volver a estudiar y recibir mi diploma. Pero para mí, en ese momento, lo más urgente era unirme a PayPal, pensé que era una oportunidad de una vez en la vida, y que si no la aprovechaba no iba a tener el lujo de volver a PayPal cuando tuviera mi título”, relató.

Fue justamente en PayPal donde conoció a figuras como Elon Musk y a los otros dos cofundadores de YouTube, Chad Hurley y Jawed Karim, además de sortear el colapso de la “burbuja punto com”, que en 2001 provocó una profunda crisis en las empresas de tecnología e internet.

“Muchas empresas no pudieron continuar con sus negocios, porque no podían levantar fondos. Esa época nos dio grandes lecciones de vida y de supervivencia, además de tener que trabajar con eBay en la adquisición de la compañía”, recordó.

El inicio de YouTube

En 2005, tras 6 años en la empresa, Steve Chen abandonó PayPal. “Llegué a un punto en el que no vi muchas cosas en el horizonte para seguir aprendiendo en PayPal. La razón para salir no fue que tuviéramos la idea de YouTube, fue tratar de hacer algo nuevo, de encontrar nuevas experiencias para seguir teniendo una vida de aprendizaje”, explicó.

En ese período también fue uno de los primeros diez empleados de Facebook. “Me sentaba a trabajar junto a Mark Zuckerberg en una mesa para dos personas (…) En ese momento, no hubiera esperado que Facebook se transformaría en algo tan grande y global como es hoy. Fue un año interesante, 2005, haber trabajado en PayPal, luego unos meses en Facebook y finalmente comenzar YouTube”, dijo.

“En ese tiempo había un servicio de citas, hotornot.com (algo así como ‘atractivoono.com’). El nombre de la empresa lo dice, ´Hot or Not’. Subías tu foto y votaban si eras sexy. Nosotros conocíamos a los fundadores y pensamos si era posible crear una versión de ‘Hot or Not’ usando videos”.

Con la idea del sitio de citas online, Chen, Hurley y Karim registraron YouTube en febrero de 2005, lanzando la plataforma en mayo de ese año.

“No pensamos que fuera a funcionar si le decíamos a los usuarios que subieran cualquier contenido. Creíamos que teníamos que dar alguna orientación a los usuarios, algunas instrucciones sobre los tipos de videos y cómo se supone que debían usar la plataforma, pero después de cinco días no recibimos ningún video. Después de pensarlo, aún creíamos que la idea en sí tenía mucho potencial”, añadió Steve Chen.

En menos de una semana, cambiaron el signo de corazón por el de pulgares hacia arriba y hacia abajo para el conteo de “Likes”, ajustaron la plataforma y se abrieron a todo tipo de contenido. En cosa de días, ya tenían cientos de usuarios.

El primer viral y la explosión de la red social

Tras los primeros ajustes, Chen y sus compañeros pensaron que YouTube se transformaría en un repositorio de videos caseros, donde el usuario decidía a quién compartir su contenido.

“Nunca pensamos que la gente subiría videos para que todo el mundo los viera, que no les importaría quién lo viera, menos que les gustaría tener la mayor cantidad posible de personas viendo su contenido. Eso fue una gran sorpresa”, complementó el ejecutivo.

Luego, vino el primer video viral de la mano de Nike, con Ronaldinho dominando una pelota y lanzándola al poste superior de un arco. “Nike no dijo que estaban detrás del video, de hecho el usuario que subió el video se llamaba Joe B, y tuvimos que hacer un trazado para ver desde dónde se había subido”, contó.

“Fueron los primeros en subir algo a YouTube solo para probarlo, habían creado el video para otros fines, pero dijeron: ‘¿por qué no lo subimos a Youtube?’ Y se transformó en el primer video con más de 1 millón de reproducciones”, agregó.

Su salida de YouTube y el panorama actual

Luego de 6 años en YouTube, en 2011 Steve Chen decidió dejar la compañía y junto a su antiguo socio Chad Hurley fundaron AVOS, una incubadora con la que esperaban desarrollar una plataforma parecida a Google, con múltiples productos.

“Durante unos 3 años, estuvimos trabajando en probar las diferentes ideas. Finalmente, no funcionó y terminamos cerrando, pero mirando hacia atrás, creo que se aprende tanto de los fracasos como de los éxitos”, reflexionó.

En cuanto al escenario actual para los emprendedores, Chen aseguró que “muchas cosas han cambiado. Hoy tienes la capacidad de la nube, que te permite una mayor escalabilidad para construir y probar nuevas ideas. El mercado también es mucho más grande, hay más emprendedores, más gente viviendo en Silicon Valley, y todo el mundo está creando nuevas empresas”.

Finalmente, Chen aconsejó que “vale la pena, al menos una vez en la vida, trabajar en una idea propia y comenzar tu propia empresa. Tarda solo algunos meses darse cuenta si la idea funcionará o no. Toda esa experiencia de una start up es diferente de cualquier otra cosa que puedas hacer”, cerró el cofundador de YouTube.

Contenidos relacionados