Tarjetas de crédito: ¿Cuál es el costo de comprar en cuotas y pedir avances en efectivo?

Comisiones de compras y avances con tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son un producto financiero que miles de personas utilizan en su día a día. Con ellas se puede acceder a comprar y pagar con una o varias cuotas, o solicitar avances en efectivo. Al realizar cualquiera de estas acciones, tu prestador agrega un cobro al monto total pagado.

Recientemente, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) lanzó un comparador de tarjetas en línea. Con esta herramienta, las personas pueden conocer la tasa de interés, el valor de las cuotas, el costo total del crédito y cargo anual equivalente. De esta forma, se pueden ver las opciones más económicas del mercado nacional, dejando de lado los beneficios que ofrece cada prestador.

Sergio Tricio, gerente general de Ruvix y docente de docente de la FEN de la Universidad de Chile, explica que “la tasa de interés es muy importante para la elección de cualquier crédito, que en definitiva se traduce en el costo a pagar por esa deuda“.

“A eso se le suman otros costos, como gastos de administración, impuestos, comisiones, etc. Por ese motivo, cobra relevancia una medida de comparación que incorpore todos los costos asociados, como vendría siendo la Carga Anual Equivalente (CAE)”, agregó.

A través de una solicitud por Ley de Transparencia, Chócale tuvo acceso a la información que utilizó el SERNAC para su comparador de tarjetas, la cual a su vez fue enviada por cada emisor al organismo. A su vez, dispondremos de esta información al público para que pueda ser consultada de forma fácil y sencilla por los usuarios.

Costos e intereses por comprar en cuotas con tarjeta de crédito

Respecto de los costos asociados al comprar en cuotas, se establece una transacción de $100.000 en 12 cuotas y sin meses de gracia.

El sondeo arroja que el menor costo total del crédito (CTC) fue de $100.796, que correspondió a Consorcio Visa Gold. Esta tarjeta de crédito tiene una tasa de interés de 0%, por lo que los $796 corresponden al Impuesto de Timbres y Estampillas, conocido como el “impuesto al crédito”. De hecho, suele salir recurrentemente en las notas mensuales sobre cuotas sin interés de Chócale.

Rodrigo Cifuentes, académico e investigador de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, advierte que “las tasas de interés en la economía empezaron a subir de manera importante en Chile desde fines del año pasado, es posible que las compras en cuotas sin interés dejen de estar disponibles. Los usuarios deben estar atentos a este posible cambio en las condiciones”.

Debido a que los datos recabados por el comparador del SERNAC son del 15 de noviembre del año pasado, Sergio Tricio comentó que “la información de las tasas de interés actual aparece en las páginas web de los bancos o en la cartola de la tarjeta de crédito. Sin embargo, en el contrato de los productos financieros aparece toda esa información, que generalmente no tomamos mucho en cuenta”.

En ese sentido, se recomienda revisar al pie de las páginas web de los bancos, que suelen tener una sección con un nombre similar a “Tasas, tarifas y comisiones”.

Costo por solicitar avances en efectivo con tarjeta

Respecto a los avances en efectivo, el comparador de tarjetas del SERNAC utiliza la información correspondiente a un avance en efectivo en 12 cuotas de $100.000, sin meses de gracia.

El sondeo arrojó que el costo total a pagar (CTC) más bajo fue de $108.608, para la tarjeta Visa Gold de Banco BICE. Esto en parte se debe a que tiene la tasa de interés más baja para avances en efectivo, que equivale a 0,99%.

“Los avances en efectivo deberían ser utilizados para emergencias, al igual que la línea de crédito. A diferencia de un crédito de consumo que debería ser usados para adquirir bienes con uno de mayor plazo, como la compra de un auto o el arreglo de la casa”, explicó Sergio Tricio.

En tanto, Rodrigo Cifuentes señaló que “tanto el avance en efectivo que podemos obtener de tanto de la tarjeta de crédito como de la línea de crédito son créditos pre-aprobados. Esto quiere decir que, una vez que ya contamos con alguno de dichos productos, podemos usarlos de inmediato en el momento en que lo necesitemos”.

“Un crédito de consumo normalmente toma un tiempo en que sea aprobado, por lo que en el caso de una emergencia puede ser menos conveniente. Sin embargo, es habitual que el costo total de un crédito de consumo sea más bajo que los de una línea de crédito o de los avances en efectivo”, concluyó el académico.

Contenidos relacionados