¿Por qué cayeron los mercados internacionales en enero?

En enero de este año se presentó un comienzo muy negativo en términos de renta variable en los Estados Unidos. Las acciones estos últimos años han tenido un aumento de precio considerable y se debe principalmente a lo ocurrido en el país norteamericano.

Este fenómeno se debe a que durante el 2020 y 2021 la Reserva Federal de Estados Unidos -el equivalente al Banco Central- bajó sus tasas de interés a 0% – 0,25%. Junto con esto, comenzó un programa de estímulos monetarios para combatir el impacto negativo que tuvo la economía durante la pandemia.

Estas medidas de apoyo en respuesta al golpe que tuvo el Covid-19 en la economía, se tradujeron en la compra de activos financieros por US$120 mil millones mensuales. Esto generó extrema liquidez en los mercados mundiales, la que fue ocasionada por el ingreso de personas que invirtieron los apoyos monetarios que recibieron durante la pandemia.

Debido a esto, muchas acciones y activos financieros –como criptomonedas- de empresas elevaron fuertemente sus valoraciones. Por otro lado, José Tomás Riveros, analista de mercado de Capitaria, comenta que “podemos ver que empresas como Nvidia, Shopify, Tesla, Meta, entre otras tecnológicas, se han visto afectadas en su rendimiento desde comienzo de año”.

“Las empresas de crecimiento o ‘growths‘ se han visto bastante afectadas en este último tiempo por fuertes temores inflacionarios, que podrían presionar a futuras alzas de tasas”, agregó Riveros.

¿Qué ocasionó la caída de las acciones en enero de 2022?

Es importante mencionar que la inflación de Estados Unidos se disparó a un 7% el 2021, alcanzando su mayor variación en 40 años.

Es por esto que la Reserva Federal debe evitar una inflación elevada, que es el principal mandato de los bancos centrales. Para eso comenzó a recortar la compra de activos financieros que dan liquidez al mercado, mientras que ha comunicado que este año comenzará a subir la tasa de interés.

“Los estímulos financieros se están disminuyendo, y ya se planea una alza de tasas, por lo que las personas están moviendo el capital que tenían en renta variable, a activos más seguros que se hacen más atractivos, como por ejemplo los bonos del tesoro de EEUU“, sumó el analista.

El problema con las alzas de tasas es que se hace más caro endeudarse, impactando el consumo y la inversión. Finalmente, la Reserva Federal dijo que la última semana de enero el mercado recuperó parte de la caída que había tenido durante las 3 primeras semanas del año.

¿Conviene entrar al mundo trader en este minuto?

Según José Tomás Rivero, hay dos cosas fundamentales para entender porque sería una buena decisión entrar al mundo del trading en este periodo de volatilidad.

“Lo primero, es que en este tipo de inversiones no solamente puedes aprovechar oportunidades al alza, como normalmente estamos acostumbrados”, comentó el analista de Capitaria.

Además, sumó que se pueden tomar oportunidades cuando los activos caen. Por ejemplo, Meta -la matriz de Facebook- cayó cerca de un 30% por malas proyección en su entrega de resultado. En el trading tienes la oportunidad de hacer una venta, y tener beneficios cuando baja el precio de la acción, explica.

“Lo segundo, es que normalmente el trading está relacionado con tomar oportunidades a corto plazo, pero también se pueden aprovechar a mediano plazo”, mencionó Riveros, quién además explicó “el principal índice de EEUU (SP500) ha caído cerca de un 12%. Perfectamente, se podrían buscar algunas oportunidades de mediano plazo, esperando el repunte de la bolsa norteamericana”.

¿Por qué acciones apostar este 2022?

Para Bárbara Angerstein, VP Research de Itaú son varias las acciones que resultan atractivas para invertir en este tiempo marcado de incertidumbre. “Estamos viendo valorizaciones de las acciones de la bolsa muy atractivas y eso hace que uno quiera invertir en casi todo, pero hay ciertos niveles de riesgo locales y externos que hay que evaluar”, dijo.

Así y durante la conversación en Visión de Líderes de Banco Itaú, Angerstein se mostró más inclinada por acciones con mayores pagos de dividendos como lo son CMPC y Coca-Cola Andina.

Además, señaló que en el corto o mediano plazo, los sectores que están expuestos a mayor inflación, como los bancos y el retail, por ejemplo, también resultan atractivos para invertir. “Son acciones muy atractivas, con excelentes resultados y que además tienen el trigger de la inflación”, enfatizó sobre la banca.

Respecto del sector retail, Angerstein aclaró que si bien este ha experimentado un buen momento producto de la mayor liquidez en el sistema, “ahora que estamos entrando al 2022 y que se están acabando los recursos fiscales vemos que el sector puede empezar a tener un periodo más difícil, sobre todo si se considera que para el segundo semestre se proyecta un a ralentización de la actividad”, dijo.

Contenidos relacionados

Total
10
Compartir