Banco Central vuelve a subir la tasa en 125 puntos base y la deja en 4,0%

Banco Central

El Consejo del Banco Central de Chile volvió a aplicar una nueva alza histórica de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 125 puntos base, situándola en 4,0%, en línea con lo que esperaba el mercado. La decisión se tomó con la opinión unánime de los miembros.

Respecto del panorama internacional, el ente emisor hizo referencia a las presiones en los precios internacionales, motivadas por las restricciones de oferta. Lo anterior ha motivado a las autoridades de distintos bancos centrales ha retirar sus estímulos monetarios, que fueron establecidas como forma de enfrentar la pandemia del Covid-19.

“La persistencia de las restricciones de oferta a nivel global ha seguido impactando el desempeño de ciertos sectores, en un contexto donde los riesgos de la pandemia siguen presentes”, advierte el Banco Central.

Sobre el escenario local, se destaca el crecimiento de la economía chilena en un 17,2% durante el tercer trimestre de 2021, impulsado por la expansión del consumo privado. Por otra parte, mencionaron que el desempeño del mercado financiero local sigue altamente afectado por factores idiosincráticos.

El organismo señala que el mercado laboral sigue evidenciando una paulatina recuperación, aunque observó que se ha frenado debido a la reducida oferta de trabajadores en algunos sectores y segmentos de la población. Además, señala que las expectativas de los hogares y empresas han tenido un retroceso reciente debido a una mayor preocupación por las cifras de inflación, que alcanzó un 6,7% en noviembre.

En el IPC destaca el alza en los volátiles (10,5%), como combustibles, alimentos y servicios que se reactivaron después de la pandemia. Así, las expectativas a dos años se ubican sobre la meta de 3,0%.

De todos modos, el Banco Central cree que la TPM seguirá subiendo en el corto plazo, lo que ayudará a que la economía pueda resolver los desequilibrios, los que han contribuido a las mayores cifras de inflación.

Reacciones al alza de tasas

“Los activos financieros siguen afectados por la incertidumbre política local. Además, la inflación alcanzó niveles cercanos al 7,0%, haciendo necesario que la TPM se ubique sobre el nivel neutral, de 3,5%, por gran parte del horizonte de política monetaria, de 2 años. Lo anterior, con el fin de la que economía resuelva los desequilibrios que han producido las mayores presiones inflacionarias”, señaló Marco Correa, economista jefe de BICE Inversiones.

Correa complementó que “estimamos que las autoridades llevarían la TPM a un nivel de 5,5% ha mediados del próximo año, para luego ir disminuyéndolo lentamente. De esta manera, la brecha de actividad se cerraría gradualmente, evitando que las presiones inflacionarias sean más permanentes”.

En tanto, desde el Equipo de Estudios de Banco Santander, advirtieron que un escenario central podría ser un ajuste rápido e intenso ante un estrechamiento de las condiciones financieras y la incertidumbre política, que podría generar un freno sustantivo a la inversión.

“Una política fiscal decididamente contractiva en 2022 y una baja propensión marginal a consumir los recursos restantes de los retiros de los fondos de pensiones aún empozados, podrían hacer que el consumo retroceda de manera rápida. Así, es posible que la TPM, luego de seguir subiendo en las próximas reuniones, pueda empezar a moderarse hacia fines del próximo año”, indicó Santander.

Contenidos relacionados