José Manuel Mena (ABIF) y los créditos hipotecarios: “Se destruyó la capacidad de ahorro a largo plazo”

José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos (ABIF)
José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos (ABIF)

Para conversar acerca de la situación actual de los créditos hipotecarios y el panorama bancario en nuestro país, conversamos con José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), en un nuevo capítulo de Chócale Live.

Comenzamos la conversación preguntándole a José Manuel cómo era pedir un crédito hipotecario hace 20 o 30 años. En ese sentido, explicó que desde comienzos de los años 80’s el sistema financiero comenzó a generar la posibilidad de este tipo de créditos para las personas otorgados por la banca.

Sin embargo, señaló, las condiciones en ese entonces eran más restringidas, ya que los plazos, en general, eran de 12 años. “Las tasas de interés en algún primer minuto incluso fueron a UF más 18% anual. Una tasa gigantesca”, dijo Mena.

Lo anterior fue variando con el tiempo hasta que en algún minuto se observaban plazos de 30 o hasta 40 años. Esto incluso hasta un momento en que Chile tuvo la mejor condición en Latinoamérica, comparable a países europeos.

“Como fue hasta hace un año atrás, con un pie que era del 10% aproximadamente, con lo cual era posible entonces tener un dividendo en ocasiones menor que un arriendo”, comentó José Manuel Mena.

Situación actual de los créditos hipotecarios según José Manuel Mena

El presidente de la ABIF señaló que la tasa de interés de los créditos hipotecarios actual está más cercana al 5,5% que del 3,5%. El desfase en las cifras respecto de las que informa el Banco Central se explica por el tiempo que transcurre entre que una entidad realiza una oferta de tasa a una persona y la fecha en que efectivamente se firma la escritura.

En los próximos meses las condiciones podrían ser más restrictivas. Las tasas estarían cerca del 6%, con plazos en torno a 20 años y un monto del pie más alto.

“Si tenía una renta de $1.000.000, y me cuadraba, ahora en realidad para poder tener deuda sana, esta relación de deuda con renta, tengo que tener con la suma de la familia $1.500.000”, ejemplificó.

José Manuel Mena puntualizó que ese es el primer efecto claro para el bolsillo de las personas. “La suma de malas decisiones políticas económicas, malas decisiones en el parlamento han generado una presión insostenible para poder mantener un mercado de ahorro a largo plazo y la posibilidad de estas condiciones de crédito hipotecario”.

Lo que explicaría este fenómeno -de acuerdo con presidente de la ABIF- es que “se destruyó la capacidad de ahorrar a largo plazo”. Los bancos necesitan tener fondos a igual plazo a igual moneda para prestar.

Cuando hay una crisis financiera se da “un efecto catastrófico en general en la economía. Hay un efecto en cadena que se produce porque si un banco no tiene la capacidad de devolver esos depósitos, se genera un efecto sobre centenares de miles de ahorrantes, depositantes y eso produce un quiebre completo en la economía”, explicó.

Parte de la solución, señaló, en primer lugar es recrear el mercado a largo plazo. Además de volver a tener confianza de inversionistas que estén dispuestos a colocar su dinero en instituciones chilenas a 40 años.

Programa Mi Barrio Financiero

Por otra parte, en octubre la ABIF junto a la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN), lanzaron la plataforma Mi Barrio Financiero. Sobre esta iniciativa, José Manuel Mena explicó que es un trabajo que busca mejorar el nivel de educación financiera de todas las personas.

El primer nivel al que se busca llegar son estudiantes de enseñanza media. Para lograrlo, se realizan capacitaciones a los profesores de ese ciclo para que tengan las herramientas para enseñar sobre medios de pago, deuda sana, seguros, ahorro, entre otras materias.

En un segundo nivel están las municipalidades, en los segmentos de microcrédito, microempresarios, emprendimientos, para que sepan cómo hacer flujo de caja. El objetivo es llegar al mundo municipal a través de sus esquemas de apoyo en microemprendimiento.

Por otra parte, el presidente de la ABIF comentó que una de sus principales preocupaciones en educación financiera es el crecimiento de la informalidad financiera, donde las personas caen y se sobreendeudan con organizaciones sin supervisión que se dedican a los préstamos.

De esa forma, afirmó que esa informalidad hay que combatirla y rescatar a las personas de esas situaciones. “No digo (necesariamente) que vengan a los bancos. Vengan a las instituciones que están reguladas, que están supervisadas. A lo mejor nos equivocamos en ocasiones, pero tenemos una mirada de largo plazo y tenemos sobre todo un supervisor que nos castiga cuando corresponde”, concluyó José Manuel Mena.

Video

Contenidos relacionados