Beneficio tributario 55 bis: Rebaja los intereses de tu crédito hipotecario

Beneficio tributario 55 bis para créditos hipotecarios

En abril de cada año las personas deben declarar su impuesto a la renta, pero muchos no saben que existen algunos beneficios tributarios a los que pueden acceder, y así tener una rebaja de la renta bruta imponible. Uno de esos casos es el conocido como beneficio tributario del artículo 55 bis.

Con este beneficio se puede rebajar de la renta bruta imponible anual los intereses que se pagaron durante el año, desde su impuesto global complementario, correspondientes a los créditos hipotecarios que tenga vigentes.

Es decir, permite descontar el monto de los intereses pagados de créditos hipotecarios del año anterior de los ingresos recibidos para calcular el impuesto a las personas. Este beneficio de carácter tributario que establece el Artículo 55 bis de la Ley de Rentas está disponible para quienes declaran renta efectiva y presunta.

Un elemento importante a considerar es que, dentro de los intereses, no se incluyen otros recargos como los seguros o comisiones. Solamente se tomarán en cuenta los montos que se definen legalmente como pago de interés.

¿Quiénes pueden acceder al beneficio tributario del Artículo 55 bis? Los requisitos son los siguientes:

  • Personas naturales que hayan adquirido o construido una vivienda nueva o usada a través de un crédito hipotecario.
  • Las rentas deben estar afectas a impuestos personales. Esto se da generalmente cuando se superan las 13,5 Unidades Tributarias Mensuales (UTA), es decir, poco más de $8 millones anuales. Solo aplica a personas que tengan un máximo de tiene máximo dos viviendas.

Es importante tener en cuenta que si la vivienda fue adquirida en comunidad, en la escritura debe quedar constancia del comunero y deudor que podrá hacer uso de la totalidad de la rebaja tributaria.

¿Cuánto es el monto de la rebaja del beneficio tributario del Art 55 bis?

El monto máximo de rebaja es de 8 UTA ($5.200.416 aproximadamente). Si la renta bruta anual es menor a 90 UTA ($58.504.000), la rebaja será por el total de los intereses pagados ese año hasta el tope de 8 UTA.

En tanto, si la renta bruta imponible anual es igual o mayor a 90 UTA ($58.504.000) y menor o igual a 150 UTA ($97.507.000), hay otra fórmula. El monto de la rebaja por los intereses se calcula multiplicando el interés deducible por el resultado de la resta entre 250; y la cantidad que resulte de multiplicar 1,667 por la renta bruta imponible anual del impuesto, expresada en UTA.

Finalmente, en el caso de que la renta bruta imponible anual sea superior a 150 UTA ($97.507.000), tenemos malas noticias. Como tus ingresos son altos (más de $8 millones al mes), no tendrás derecho a acogerte al Beneficio Tributario del Artículo 55 bis. Esto es independiente del monto de los créditos e intereses.

¿Cómo puedo acogerme al beneficio?

En el sitio web del Servicio de Impuestos Internos encontrarás un “Asistente de cálculo de rebaja por intereses pagados por créditos con garantía hipotecaria, según Art.55 bis“.

Encontrarás un formulario donde deberás seleccionar el año tributario. Luego, tienes que ingresar los datos solicitados para efectuar el cálculo del monto a rebajar de tu Impuesto Global Complementario.

Si eres trabajador dependiente o pensionado, para hacer uso del beneficio deberás presentar el Formulario 22 (F22). De esta manera se podrá reliquidar el impuesto retenido por el empleador o agente retenedor (quien paga el sueldo o jubilación). En ese caso podría existir una diferencia a tu favor, que se materializará a través de una devolución.

Contenidos relacionados