El Salvador es el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda de curso legal

Nayib Bukele, Presidente de El Salvador, fue el impulsor de la iniciativa
Nayib Bukele, Presidente de El Salvador, fue el impulsor de la iniciativa

Esta semana El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda de curso legal. La idea de esta medida sería, principalmente, bajar los costos de las remesas, atraer inversiones del extranjero e impulsar la economía nacional.

La legislación fue aprobada en junio de este año y establece al Bitcoin “como moneda de curso legal, irrestricto con poder liberatorio, ilimitado en cualquier transacción y a cualquier título que las personas naturales o jurídicas, publicas o privadas quieran realizar”.

Además, dado que en El Salvador la moneda utilizada es el dólar, en la ley se establece que el tipo de cambio entre el Bitcoin y dicha divisa será establecido libremente por el mercado.

Para que los salvadoreños pudiesen comenzar a utilizarla en su vida diaria, el gobierno estrenó la aplicación Chivo Wallet. La plataforma ha estado presentando intermitencia en su funcionamiento, según han reportado diversos medios.

“Como toda innovación, el proceso del bitcoin en El Salvador tiene una curva de aprendizaje. Todo camino hacia el futuro es así y no se logrará todo en un día, ni en un mes. Pero debemos romper los paradigmas del pasado. El Salvador tiene derecho a avanzar hacia el primer mundo”, destacó el Presidente Nayib Bukele.

Con la ley, las empresas están obligados a aceptar dicha criptomoneda y los precios de los productos deberán estar expresados tanto en dólares como en Bitcoin. La nueva normativa entró en vigencia este martes, a lo que cientos de salvadoreños salieron a las principales calles del país a manifestarse en contra de la medida.

Distintas organizaciones civiles se organizaron y llegaron hasta la sede de la Asamblea Legislativa. “Basta de corrupción, no al Bitcoin” se podía leer en algunos de los carteles. Uno de los más grandes temores es que con esto se de pie al lavado de dinero y otras acciones ilegales, aseguran sus detractores.

Mientras todo esto ocurría, la criptomoneda sufrió un desplome en su cotización. Si el lunes se cotizaba a US$52.650, durante el estreno como divisa de curso legal en El Salvador experimentó una baja superior al 18%, ubicándose ligeramente sobre los US$43.000. Finalmente logró quedarse en torno a 46.000 dólares.

Contenidos relacionados