¿Qué podemos esperar del IPC y el dólar en los próximos meses?

El CEO de Itaú Asset Management, Juan Pablo Araujo, analizó los datos respecto de la fuerte alza del IPC de julio, el cual se situó en 0,8% interanual. Además, estimó el potencial comportamiento del indicador y de las variables que lo impactan, como el dólar.

En conversación con un streaming de la misma entidad financiera, el analista reconoció que la inflación y el comportamiento que ha tenido en los últimos meses es un factor que preocupa. Entre los elementos que estarían empujando a que el IPC vaya al alza, Araujo señaló que “quizá son las transferencias fiscales y los retiros de fondos de pensiones las que más han influido”.

El ejecutivo señaló además que “desde agosto y a partir de los constantes estímulos se ha visto un impacto. Vimos en octubre, noviembre y diciembre datos altos. Ahora en mayo, con el otro retiro de fondos, también lo estamos viendo”.

Un elemento que destacó el analista es que en cuanto a los productos que más suben, son los asociados a la demanda los que más inciden. Entre ellos destacó el desempeño de bienes, bebidas alcohólicas, arriendos y autos nuevos.

El traspaso del tipo de cambio a precios también aparece como uno de los componentes. “Las recientes y continuas alzas de dólar también han tenido que ver. Hemos visto cómo hemos pasado de $735 a los $780, aproximadamente. Entonces ahí también hay algo así como un 5% de depreciación”, señaló Araujo.

Por otra parte, hacia adelante estimó que “podemos seguir teniendo algunas sorpresas en el IPC justamente por el impacto del dólar. Si se siguen manteniendo los niveles de $780 en el tipo de cambio, creemos que todavía puede haber traspaso”.

¿Qué podemos esperar del dólar?

Juan Pablo Araujo, CEO de Itaú Asset Management, estimó que el tipo de cambio se situará en torno a los $800. Aunque los modelos que se utilizan para el cálculo arrojan un dato de $15 más abajo, el ejecutivo estima que este está más cercano a la primera cifra.

Araujo explicó que la razón detrás de esto tiene que ver con el alto grado de incertidumbre que impacta en el riesgo, a lo que se le suman los flujos. “Por eso, es más probable que vaya al alza”, puntualizó.

Contenidos relacionados