Ona Burguería: Un emprendimiento “pasajero” que tomó fuerza

Ona Burguería en Viña del Mar

Tras una frustrada búsqueda de trabajo luego de quedar embarazada, Nicole Saavedra, quien en ese entonces estudiaba gastronomía, decidió buscar una fuente de ingresos en ese rubro. Así, decidió emprender y crear Ona Burguería, un local de hamburguesas de Viña del Mar que ofrece productos artesanales, frescos y exclusivamente de la zona.

La creadora de la marca cuenta que Ona Burguería nació de la necesidad de trabajo que tuvo luego de quedar embarazada. En ese momento le quedaba apenas un semestre para egresar de la carrera, que estudiaba en Viña del Mar.

“Busqué muchos trabajos en el rubro, pero nadie me quería contratar por tener un hijo. Así que cuando mi bebé tenía tres meses de edad decidí crear este proyecto”, explica.

Nicole comenzó con apenas $60 mil y se dedicó a correr la voz sobre su emprendimiento de hamburguesas, para así poder generar una fuente de ingresos. Esto a pesar de que en un comienzo lo veía como algo pasajero.

La elección de Ona Burguería por Viña del Mar

Aunque su emprendimiento comenzó en su ciudad natal Graneros (VI región), decidió establecerse en Viña del Mar. En la “Ciudad Jardín” podía obtener gran difusión para su marca. Actualmente Ona Burguería se encuentra ubicada en esa ciudad y ya cuenta con delivery a través de Rappi.

La misión de este emprendimiento es brindar una experiencia de consumo asequible y a la vez sustentable para todos. Su creadora comenta que sus productos están elaborados con materia prima del mercado local y paquetería creada por pequeños empresarios. Como explica Nicole, sus productos son totalmente artesanales, no trabajan con químicos ni preservantes y además “todo es natural, fresco y artesanal”.

Ona Burguería trabaja con un modelo de negocios en el que se promocionan y educan a la comunidad sobre el consumo de alimentos gourmet de forma sustentable y rápida. “Nuestro equipo de trabajo refleja los valores de la marca para generar una grata experiencia y que haya un seguimiento post-venta, un feedback para evaluar el servicio y reforzar lo que necesitemos mejorar”.

Con el éxito que han tenido en el último tiempo, Nicole también recalca que “Ona Burguería, como cualquier otro local, está en constante aprendizaje”.

Contenidos relacionados