Bancos y Finanzas

Los bancos se adaptan a la nueva ley de fraudes con tarjetas

comentarios
Fraudes bancarios

Los bancos están informando a sus clientes sobre la adaptación de sus seguros de fraude de sus tarjetas y cuentas corrientes. Esto considerando que el pasado 1 de junio comenzó a regir ley que limita la responsabilidad de los titulares o usuarios de tarjetas de pago y transacciones electrónicas en caso de extravío, hurto, robo o fraude.

De hecho, la misma ley declara: "El emisor estará impedido de ofrecer a los usuarios la contratación de seguros cuya cobertura corresponda a riesgos o siniestros que el emisor deba asumir en conformidad a esta ley". Esto en la práctica significa que los bancos no pueden ofrecer seguros que contemplen coberturas que forman parte de sus nuevas obligaciones.

En el Banco de Chile, por ejemplo, sus clientes han sido informados que parte de las coberturas de sus seguros de fraude ahora fueron asumidas por el banco. Entre ellas, el mal uso de la tarjeta de crédito y débito por robo, hurto o extravío; la falsificación y adulteración de tarjetas; y las transferencias remotas con tarjetas de crédito o cuentas bancarias.

De esa forma, se está aplicando un nuevo valor al costo mensual del seguro, con aquellas coberturas que no forman parte de la nueva ley.

En el caso de Banco Santander ocurre lo mismo. En aquellos planes de cuenta corriente que incorporaban un seguro de fraude, se eliminaron las coberturas que forman parte de la ley. Por ejemplo, para los clientes que mantienen el plan Santander LATAM Pass contratado hasta 2019 el costo del plan disminuyó de 0,49 UF a 0,43 UF al mes. Las coberturas que se mantendrán vigentes en el seguro son los cheques, giros de cajero automático y mal uso de tarjetas de crédito.

En Banco Itaú la decisión fue más radical: dieron de baja la totalidad de las pólizas contra fraudes vigentes al cierre de mayo.

Ahora la entidad ofrece un nuevo seguro para proteger bienes comprados con sus tarjetas, cobertura por robos con violencia y pérdidas patrimoniales por estafas, una protección ante un "cuento del tío" y asistencias legales, psicológicas y hasta un antivirus para el smartphone. Existen dos planes a elección con distintos límites de cobertura, con valores desde 0,21 UF mensual.

¿Tu banco te avisó de modificaciones en sus seguros de fraude? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Comentarios