Cinco tendencias que definirán el intercambio de dinero en el futuro

En el evento Fintech Nexus LatAm 2022, Visa reveló las cinco tendencias globales que impactarán en el futuro del movimiento de dinero en los próximos cinco a siete años, transformando el comercio y los pagos en espacios abiertos e hiperintegrados y impulsando un ecosistema financiero descentralizado que requerirá mayor interoperabilidad y flexibilidad entre los actores de la industria.

Estas tendencias reflejan cómo la virtualización del dinero, la integración de la identidad digital y las finanzas abiertas, y diversas tecnologías innovadoras habilitarán nuevas formas de intercambiar valor.

La investigación fue dirigida por el Centro de Innovación de Visa en América Latina y el Caribe y incluyó una variedad de informes y entrevistas a expertos.

“A medida que nos acercamos al 2023, el mundo está llegando a un punto de inflexión en donde el dinero, los pagos y la seguridad están adquiriendo nuevas formas que cambiarán significativamente la naturaleza del comercio y las finanzas con implicaciones de gran alcance para los consumidores, empresas, bancos y gobiernos de todo el mundo”, dijo Romina Seltzer, líder de Productos e Innovación para Visa América Latina y el Caribe.

Por su parte, Vanesa Meyer, líder de Innovación, Visa Américas, aseguró que “estos escenarios representan nuestra hoja de ruta hacia el próximo horizonte del comercio digital y el movimiento de dinero. Todas estas tendencias están interconectadas y son parte de un ecosistema de posibilidades, donde un cambio en cualquier elemento individual tiene consecuencias para toda la red”.

Las 5 tendencias en el futuro del intercambio de dinero

  • La fragmentación del ecosistema de pagos requerirá una mayor interoperabilidad y flexibilidad para tener éxito como red de pagos. Con la proliferación de monedas digitales y nuevas formas de comercio, tanto en el espacio físico como en el digital, será fundamental garantizar la interoperabilidad entre plataformas y formas de dinero. Esto está dando lugar al surgimiento de nuevas formas de procesar pagos y a la creciente adopción de rieles de pago en tiempo real.
  • La evolución de la banca abierta hacia finanzas abiertas y, eventualmente, hacia una economía de datos abiertos, permitirá el desarrollo de soluciones de identidad digital unificadas para hacer pagos más seguros y convertir la identidad en el pilar central del ecosistema de dinero y comercio. En este contexto, las compras y los pagos estarán vinculados a nuestra identidad digital y, a medida que las finanzas se conecten cada vez más a través de APIs, se recolectará más información sobre los individuos, permitiendo que los servicios de identidad se vuelvan más robustos.
  • En el futuro, el comercio y los pagos se integrarán en todas las experiencias, tanto en el mundo real como virtual, impulsados por datos y comercio contextual. Esto permitirá a las personas comprar lo que necesiten en cualquier momento y lugar, ya sea cocinando, viendo redes sociales o yendo al trabajo. Las marcas están integrando experiencias de pago hiperpersonalizadas en línea y en tiendas físicas, convirtiendo cualquier ambiente no comercial en una oportunidad comercial. Los flujos de datos continuos y en tiempo real también crearán oportunidades para la hiperpersonalización, permitiendo a las marcas adaptar sus propuestas de compra a las preferencias individuales de los consumidores.
  • El aumento de la digitalización de nuestras vidas ha llevado a un mayor interés en la tecnología de blockchain y en las aplicaciones y ecosistemas Web3 que utilizan esta tecnología, como recompensas en tokens y NFT. También se están viendo más experiencias digitales inmersivas y un mayor intercambio de bienes digitales, desde productos físicos digitalizados hasta bienes digitales completamente nuevos en el “metaverso”. Se espera que en el futuro cada vez más personas pasen tiempo en el metaverso y haya una mayor demanda de soluciones de identidad digital y de habilitar una economía de bienes digitales. Esto podría dar lugar a nuevas oportunidades de comercio y formas de intercambiar valor.
  • La digitalización de activos físicos no líquidos, como los bienes inmuebles, los pasajes aéreos o el movimiento de dinero en cadenas de suministro, ha llevado a la creación de nuevos modelos de negocio que están proporcionando empoderamiento financiero a grupos emergentes como la economía de los creadores. Con el crecimiento del ecosistema digital, también se está viendo un aumento en los microemprendimientos como la economía gig, la economía de los creadores y la economía colaborativa. Los creadores están revolucionando el comercio digital y la cultura al producir contenido que entretiene, atrae y educa a las comunidades en línea de maneras nuevas y poderosas.

Contenidos relacionados

Total
20
Compartir