Robo de cables se duplica durante el primer semestre afectando conectividad de 100 mil hogares

En los últimos tres años se han presentado más de 6.000 querellas por robo de cables de cobre y vandalismo en la red de fibra óptica, pero han existido menos de una decena de condenas efectivas. Así de preocupantes son los datos que reveló la Asociación Chilena de Telecomunicaciones, Chile Telcos, que advierte de un explosivo aumento de esta situación durante este año.

Según el gremio, los incidentes han aumentado por cuatro durante el primer semestre de 2022, respecto del año anterior. Bandas de crimen organizado vandalizan la infraestructura de telecomunicaciones para luego vender el cobre en el mercado negro, donde reducen las especies, sin pagar impuestos.

En lo que va del año, se han robado unos 725 mil kilos de cables a lo largo de todo el país, lo que afecta la continuidad de servicios como la conexión a internet de hogares y empresas, además de telefonía fija y televisión.

“Este delito afecta principalmente las zonas más vulnerables del país y principalmente a la Región Metropolitana, impactando a millones de personas, empresas, instituciones y hogares. Pero también el funcionamiento de cajeros automáticos, supermercados, semáforos, centros de salud, comisarías, registro civil, entre otros”, explica Javier Zorzo, director de Seguridad de Movistar Chile.

El ejecutivo asegura que “venimos desarrollando un trabajo conjunto hace varios años de la mano de autoridades, policías y juntas de vecinos, para combatir este flagelo que tanto afecta a la sociedad”.

Sin embargo, el representante de Movistar advierte que los delitos van al alza. Particularmente, entre 2020 y el transcurso de este año esta compañía ha sufrido unos 30 mil casos de vandalismo a su infraestructura, que han significado que casi 1,5 millones de hogares queden sin servicio.

“Si bien hay zonas donde la conectividad se repone a tiempo, hay evidencia de que las bandas vuelven a delinquir una y otra vez”, señala Zorzo.

Alfie Ulloa, presidente de Chile Telcos -organización que agrupa a los operadores de telecomunicaciones-, asegura que detrás de este delito existen bandas de crimen organizado.

“La interrupción de las comunicaciones afecta a miles de hogares, empresas e instituciones. Este delito ha mostrado un fuerte crecimiento en los últimos dos años, y es evidente que estamos frente a bandas criminales organizadas. Para hacerles frente de manera coordinada hemos realizado acciones con el Ministerio de Interior, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, las policías, y otras agencias del Estado”, explicó Ulloa.

Primer informe de robo de cables 2022

De acuerdo con cifras entregadas en un comunicado de Movistar Chile, durante los primeros seis meses de 2022 han ocurrido más de 11.600 delitos relacionados al robo de cable en todo el país. Lo anterior, representa un 91% de crecimiento en comparación al 2021. Por esta causa, más de 96.400 hogares, empresas e instituciones que se quedaron sin conectividad.

Dos tercios de estos delitos se concentraron en la Región Metropolitana (66%), con más de 7 mil incidentes. Le siguen Valparaíso (más de 970 casos), O’Higgins (700), Biobío (660) y Antofagasta (370).

El operador de telecomunicaciones destacó el crecimiento de los cortes de fibra óptica, los que estarían asociados a que los delincuentes están buscando cobre para robar. Este tipo de incidentes creció un 140% durante este año, sumando más de 8.000 delitos.

“Últimamente, a algunos expertos en seguridad pública les llama la atención los reiterados cortes de fibra que afectan directamente a servicios públicos e instituciones como el Registro Civil, BancoEstado, Ministerio Público, entre otras. Podrían ser cortes o vandalismo, o bien grupos organizados que pretenden llevar a cabo ciberataques a esas instituciones, para desprestigiarlas o conseguir la información de sus bases de datos”, complementa Javier Zorzo.

La comuna que registra la mayor cantidad de robos de cables de cobre y fibra óptica fuera de la Región Metropolitana es Rancagua, capital de la Región de O’Higgins, con más de 400 hechos, lo que representa un aumento de más de un 800% en comparación a los primeros seis meses del año pasado, dicen desde Movistar. En total, son más de 79 toneladas de cables robados fuera de la capital durante este año. Le siguen Antofagasta, Arica y Alto Hospicio.

En tanto, dentro de la RM se han sustraído más de 645 toneladas de cables durante este año. Las comunas más golpeadas son Santiago, Maipú y Conchalí. Además, existe un aumento preocupante de estos delitos en Recoleta (+310%), Santiago (+290%) y Conchalí (+170%).

De hecho, llama la atención que en Recoleta se han registrado más de 90 incidentes durante 2022.

Presentación de querellas por robo de cables

Desde Movistar Chile indicaron que han reforzado las acciones legales. Las denuncias y querellas interpuestas por la compañía por el robo de cables aumentaron casi un 700% respecto del año pasado.

Además, el operador asegura que durante los primeros seis meses de este año el número de condenados por este tipo de delitos aumentó alrededor de un 55%. Más de 50 personas han sido condenadas por robo en bienes nacionales de uso público, logrando penas incluso superiores a 800 días de cárcel en algunos casos.

“El aumento de denuncias y querellas por este flagelo, son un reflejo de cómo la sociedad se ha visto afectada por este crimen organizado y de cómo existe mayor conciencia sobre la gravedad de este delito. Es por esto que, en el primer semestre de este año, hemos realizado más de 400 denuncias mensuales”, asegura el director de Seguridad de Movistar Chile.

El ejecutivo invitó a la comunidad a denunciar estos hechos llamando al 800 441 441, un teléfono anónimo que dispuso la compañía. También hay botones disponibles en el sitio Movistar.cl y en la app SOSAFE.

En el caso de VTR, se habilitó el correo [email protected] para recibir información de testigos de cortes intencionales o de quienes tengan antecedentes que aporten a la investigación de estos casos.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir