Los desafíos del emprendimiento femenino en Chile

En Chile solo el 38,6% de las micro, pequeñas y medianas empresas son lideradas por mujeres. Pese a esto, el número de mujeres que están iniciando su propia empresa y eligiendo el camino del emprendimiento aumenta considerablemente año a año.

Según la OCDE, entre 2016 y 2020, Chile fue el país miembro con mayor cantidad de la población femenina participando en nuevos emprendimientos, con un 16,8%, lo que corresponde al número más alto del informe.

Además, el 60% de las mujeres que actualmente no tienen un emprendimiento, declaran bastante o mucho interés por emprender, lo que representa un aumento de un 18% respecto de la medición anterior. Sin embargo, aún existen dificultades para aumentar la participación de mujeres en nuevos negocios.

“Nosotros trabajamos con muchas emprendedoras que hoy están intentando sacar adelante sus pymes y una de sus mayores dificultades es el acceso a financiamiento (…) Hoy además existen barreras adicionales, por ejemplo, para las madres que deciden levantar un nuevo negocio”, señaló Carolina Montes, gerenta de Impacto de Cumplo, fintech experta en financiamiento a pymes.

Desafíos que enfrenta el emprendimiento femenino

Laura Chicurel, gerenta general de Innova360 e integrante del G100, destacó que en los últimos años se han creado muchas herramientas de apoyo para incentivar a más mujeres a emprender. Sin embargo, advirtió que “aún es necesario darle más visibilidad a historias reales de mujeres emprendedoras para inspirar y motivar a otras, para así mostrar más casos de éxito”.

“Si bien hay adversidades, es posible crear emprendimientos innovadores”, comentó la experta en innovación, startups y corporate Venturing.

Yasmina Palma, socia de Ingeniería y Construcción Hermann Daniel Cortés, empresa enfocada en mejorar viviendas sociales ya construidas, afirmó que si bien el financiamiento es un aspecto importante, también se debe considerar entregar apoyo a las mujeres que son madres y que hoy están emprendiendo.

“En el caso de las mujeres que somos madres es importante contar con alguien que pueda ayudarnos con nuestros hijos, instituciones que sean un respaldo para nosotras como emprendedoras”, explicó Palma.

“Además, es muy relevante que las personas se den cuenta de que una mujer, ya sea soltera o madre, puede llegar a ocupar cargos importantes en una organización o ser dueña de una empresa, gerenta, etc”, agregó.

Por su parte, Macarena Rolando, fundadora de Faval SpA, empresa que fabrica espuma y colchones, señaló que “son menos las mujeres que emprenden respecto de los hombres, pero en mi experiencia son más exitosas en el proceso”.

“En parte, creo que esto se debe a que en nuestra cultura el aventurarse a actividades ‘riesgosas’ es más masculino que femenino, e históricamente nos han enseñado a las mujeres a ser más cautas. Por eso, es fundamental romper desde la infancia esos paradigmas”, finalizó la emprendedora.

Contenidos relacionados

Total
7
Compartir