SERNAC detectó disparidad de medidas para una misma talla y tipo de prenda

pile of denim jeans
Photo by Waldemar Brandt on Pexels.com

Tras analizar las políticas de tallaje femenino utilizadas por las principales empresas del país, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) detectó que existe una gran disparidad de medidas para una misma talla y tipo de prenda.

Las mayores diferencias se encontraron en los jeans, pues en la medida de cintura de la talla “S” y “L” se observan diferencias de un 23,84% y un 22,96%, respectivamente, entre el promedio y la talla de mayor y menor tamaño encontradas.

Además, a través de este estudio, el SERNAC detectó que la inexistencia de parámetros únicos provoca una serie de problemas a los consumidores. Un ejemplo de esto, son las dificultades al pedir la devolución del dinero o el cambio debido a que el producto no se ajustó a la persona a por la diferencia en centímetros para una determinada talla.

Adicionalmente, ante el crecimiento del comercio electrónico, la falta de un estándar único dificulta la selección de vestuario, lo que complica la decisión de compra sumada a las limitaciones de las medidas sanitarias que impiden probarse las prendas.

A lo anterior, cabe mencionar que la reciente vigencia de la Ley Pro-Consumidor que establece en el retracto o arrepentimiento del consumidor en el comercio on line en el plazo de 10 días desde recibido el producto.

De hecho, en un año, el SERNAC recibió más de 2 mil reclamos asociados a cambios de vestuario, y al menos 200 de ellos se refieren directamente a problemas con las tallas.

El director del SERNAC, Lucas Del Villar, comentó que “para las consumidoras, el tema de las tallas no es solamente un asunto de consumo, sino que también puede tener impactos en su autoestima, tal como recogen nuestras encuestas”.

Resultados del estudio

Para realizar este primer diagnóstico, el SERNAC ofició en 2021 a 11 empresas que corresponden a 12 tiendas nacionales del retail que comercializan ropa femenina en el país. Se trata de las empresas Corona, Falabella, Family Shop, Fashion’s Park, Hites, Kliper, Surprice, La Polar, Paris, Ripley, Tricot y Zara. Además, se revisaron como referencia 4 plataformas internacionales (Shein, AliExpress, Asos y Wish).

El estudio incluyó tallas de una serie de productos de vestuario femenino, entre ellos, poleras, jeans y vestidos.

Entre los principales hallazgo se concluye que sólo cuatro empresas (33,33%) indican contar con algún estudio o registro del perfil antropométrico del consumidor. Además, un 75% de las empresas admite que no lleva un registro de cambios, devoluciones o reclamos con respecto a tallas de prendas.

Al analizar por tipo de prenda, en el caso de los jeans y vestidos, un 33,33% de las empresas indican que dichas prendas cuentan con una información de equivalencias de las tallas.

Las empresas al ser consultadas por la existencia de una tabla de equivalencia de sus tallas, el 58,3% indicó no contar con este antecedente, mientras que el 16,7% indica contar con alguna tabla para cada una de sus marcas. El 25% señala que sólo algunas de sus marcas cuentan con dichas tablas.

Disparidad en medidas de una misma talla

Tras el análisis, se puede concluir que existe disparidad de medidas para una misma talla y tipo de prenda, entre las diferentes marcas y tiendas.

Para el caso de los jeans, se encontraron, en promedio, las mayores diferencias. En la medida de cintura para las tallas “S” y “L” se detectaron diferencias de un 23,84% y un 22,96%, respectivamente, entre el promedio y la talla de mayor y menor tamaño encontradas.

En cuanto a las diferencias entre una talla y otra de jeans, los hallazgos más relevantes se detectaron en las medidas de la cintura y cadera entre las tallas “M” y “L”, donde variaba en 8,4 cm y 7,0 cm respectivamente al aumentar una talla. En tanto que la diferencia de pasar de una talla “S” a una “M” bordea los 4 cm.

Cambios y devoluciones en pandemia

Al consultar respecto de los cambios o devoluciones de los productos durante la pandemia, un 50% de las empresas señalan que ha aumentado o al menos se observa un alza en las devoluciones.

Dentro de las causas que se señalan como posibilidad del aumento se indican los cierres de probadores, así como también el aumento del comercio electrónico durante el período de la pandemia.

Al consultar respecto de los cambios o devoluciones de los productos durante la pandemia, un 50% de las empresas señalan que ha aumentado o al menos se observa un alza en las devoluciones.

Ante todas las problemáticas anteriormente mencionadas, recientemente se presentó un proyecto denominado “Ley de Tallas”, que busca crear un sistema único de tallas de vestuario en Chile. Esta iniciativa es impulsada por la modelo y activista Antonia Larraín, en conjunto a las diputadas Gael Yeomans (CS), Marcela Sandoval (RD) y Erika Olivera (RN).

Contenidos relacionados