Álvaro Jara (Lana): “Nuestra misión es generar inclusión financiera en Chile y en los países que estamos operando”

Álvaro Jara, co fundador y gerente de Lana en Chile

Álvaro Jara es el co-fundador y gerente de Lana en Chile, una app que nació en México con la idea de entregar soluciones financieras a quienes prestan servicios en aplicaciones como Rappi, Pedidos Ya, Didi, Uber, entre otros.

Desde su etapa universitaria, Álvaro ha estado involucrado con equipos creativos en proyectos orientados a la solución de problemas de la sociedad. Participó en una organización internacional de jóvenes, emprendió con su propia startup y estuvo involucrado con distintas organizaciones relacionadas al mundo emprendedor. Luego de su paso por Cabify Chile, hoy está a cargo de Lana, fintech cuyo foco está centrado en la inclusión financiera.

“Los repartidores de comida y los conductores fueron transporte vital para momentos bastante críticos, pero no tienen los mismos accesos que tiene un empleado de la industria tradicional. Vimos una oportunidad importante para atacar, además de ver la inclusión financiera del presente y futuro, entendiendo que la bancarización y las fintech están pasando por un boom importante”, comenzó relatando en un nuevo capítulo de Chócale Live.

Actualmente, Lana se encuentra disponible solamente en Google Play Store para dispositivos Android. En esta aplicación se puede optar a préstamos monetarios, anticipos, seguros, una tarjeta de prepago Mastercard, pago de cuentas y acceder a un Marketplace de productos para conductores y repartidores.

Los tres pilares de Lana

En conversación con Maximiliano Valdés, editor de Chócale, el gerente de Lana explicó que la plataforma cuenta con tres pilares fundamentales para su conformación.

“El primero es el pilar básico, este consta de una cuenta en la que se pueden hacer operaciones bancarias y la posibilidad de solicitar una tarjeta de prepago física Mastercard que permite hacer compras en comercios nacionales e internacionales. Todo esto sin costo de mantención”, precisó el co-fundador de Lana.

El segundo eje tiene relación con los dos productos financieros que Lana ofrece actualmente. Uno es un préstamo de libre consumo, que pueden servir para el financiamiento de motos, smartphones o bicicletas; y el otro son los anticipos de dinero en respuesta a la liquidez que estas personas necesitan para vivir el día a día.

“Nosotros denominamos a nuestros préstamos como ‘préstamos de emergencia’. Si tu bicicleta, moto o smartphone se dañó, o si tienes una urgencia como quedarse sin mercadería, estos préstamos sirven para sortear una situación que puede ser difícil”, comentó Álvaro durante la transmisión. Estos préstamos van desde los $20.000 hasta los $600.000.

“Hay personas que me preguntan ‘quién necesita $20.000’. La realidad es que en Chile hay personas que se endeudan para comprar comida. Si se tiene un accidente leve y eso impide que se pueda trabajar por un día, ese repartidor, que gana en promedio de $40.000 a $80.000, ve sus ingresos comprometidos por no poder estar trabajando”, sostuvo Álvaro Jara de Lana.

Este último mes, Lana agregó nuevas líneas de financiamiento enfocadas en apoyar la compra de bienes que son necesarios para los trabajadores de aplicaciones, como una moto o un smartphone. Además, próximamente se incorporará la posibilidad de solicitar un préstamo para adquirir bicicletas.

En tanto, el tercer pilar está relacionado a un marketplace que está dentro de la aplicación. En este espacio se pueden pagar cuentas, contratar seguros y acceder a una línea de productos que están alineados con las necesidades de este segmento.

Álvaro Jara explica cómo funciona Lana

“Nuestra principal misión es hacer inclusión financiera en Chile y en los países que estamos operando”, recalcó Álvaro Jara durante la transmisión de Chócale Live. Actualmente, Lana opera en Perú y México, pero desde la súper app buscan seguir profundizando su presencia en Latinoamérica, lugar donde consideran que más se necesita este tipo de productos.

El proceso de descarga y registro en Lana es muy sencillo y alcance de la mano de cualquiera. “Es es 100% digital y lo más importante es tener una cédula de identidad vigente con un RUT, independiente de si sea provisoria o no”, explicó el co-fundador.

En Chile, Lana trabaja en conjunto con la Caja de Compensación Los Héroes, emisor de la tarjeta de prepago Mastercard que va asociada a la cuenta en Lana.

Álvaro Jara comentó que esta alianza nació debido a que “hoy hay dos formas de ser un medio de pago en Chile. Una es obtener la licencia de medios de pago, o la otra es buscar un sponsor que ya sea emisor y haga de partner estratégico en el negocio. Escogimos la segunda manera porque nos pareció lo mejor, ya que la Caja Los Héroes se hace cargo de habilitar los números de cuenta para que nosotros a través de la aplicación podamos abrir estas cuentas.”

Respecto a los préstamos y anticipos, en Lana los que más tienen posibilidad de acceder a estos servicios son aquellos que reciben sus ingresos en la aplicación. Además, hay un fuerte foco en la transparencia, explicando de forma clara las comisiones e intereses asociados a los créditos.

“No endeudamos por endeudar, tenemos cierto grado de responsabilidad de ver y analizar bien al usuario para ver su capacidad de pago y no entregar montos que les dificulten su futuro pago del préstamo”, recalcó el gerente de Lana.

Actualmente, los créditos ofrecidos en la aplicación tienen dos tipos de costos: uno es la tasa de interés, que está en torno al 1,2% mensual, y el otro es el costo de administración que paga los costos operacionales que está en torno al 5% sobre el monto otorgado.

Ponemos límites en las cuotas para no asfixiar al usuario y no desincentivar el pago. Los trabajadores reciben pagos, o semanales, o quincenales, o mensuales, por lo que tenemos que adaptarnos a esta realidad”, comentó el gerente de Lana, a lo que agregó que “actualmente no estamos cobrando intereses por morosidad”.

El perfil de los usuarios de Lana y la inclusión financiera

“Un 40% de las personas que trabajan en estas aplicaciones viven de eso y ganan por sobre el salario mínimo de Chile, pero se ven expuestos a muchas cosas malas. Es importante llegar a un consenso de cómo esta industria se va a regularizar. Lo que yo aprendí, es que haciendo algo tradicional como lo que tenemos ahora en el Código del Trabajo, no vamos a resolver nada”, reflexionó el gerente de Lana cerca del fin de la transmisión.

En este sentido, Álvaro Jara reconoció que es necesario regularizar esta actividad. Pero estos cambios deben considerar que la innovación y la tecnología van un paso adelante . Alrededor del 80% al 90% de los trabajadores de estas aplicaciones son extranjeros.

El envío de dinero al extranjero es otra de las soluciones que requieren estos usuarios. “Les faltan canales de transferencia para ayudar a sus familias que están afuera. Nosotros pretendemos dentro del próximo año, lanzar una micro app dentro de Lana que permita enviar dinero hacia el extranjero“, adelantó el ejecutivo.

Respecto de los desafíos en inclusión financiera, Jara comentó que en Chile y en el resto de la región ha existido una evolución en la adopción de tecnologías financieras, lo que ha permitido un mayor grado de bancarización: Sin embargo, reconoce que aún persiste preocupación sobre la educación y las deudas.

“Las deudas en Chile son alarmantes y hay motivos multifactoriales. Creo que la educación en términos de qué decisiones tomar respecto a mis ingresos, es algo de lo que se deben hacer cargo las nuevas fintech que van surgiendo y en conjunto con los bancos. Tenemos que estar ahí con el producto adecuado para mejorar la calidad de vida de los usuarios”, explicó.

Sobre la Ley Fintech que se está discutiendo en el Congreso, Álvaro Jara señaló que espera que “la cancha sea pareja, para que las empresas sí o sí tengan que cumplir con aspectos regulatorios, como por ejemplo saber la procedencia del dinero con el que trabajan”.

Video

Contenidos relacionados