Estafas bancarias: ¿Cuáles son las más comunes y cómo evitarlas?

A muchos nos ha pasado alguna vez que nos llega un mensaje de texto o un correo electrónico avisándonos de “un problema con nuestra cuenta corriente” y que debemos entregar nuestro código de seguridad. ¡No caigas! Las estafas y fraudes bancarios por internet se han hecho cada vez más común, conforme ha avanzado la digitalización.

Además, con la pandemia, estos engaños se han hecho cada vez más frecuentes. De hecho, según un informe de la Brigada del Cibercrimen de la PDI, la cantidad de denuncias recibidas por el organismo por estafas y otros fraudes por internet aumentaron de un 29% entre 2019 y 2020, y un sorprendente 89% comparando los primeros meses de este año con el mismo periodo del 2020.

Cada día aparecen nuevas técnicas con las cuales las personas caen en estos delitos.

En esta nota, te contamos cuáles son las formas más comunes de fraudes bancarios y qué puedes hacer si eres víctima de uno.

¿Cuáles son las estafas bancarias más comunes?

Desde BancoEstado explican que las formas de ciberestafas que más se repiten son el envío de correos electrónicos y mensajes fraudulentos, los cuales fingen ser enviados por el banco y solicitan a los clientes ingresar a sitios falsos para capturar sus credenciales. Esto es lo que se conoce como phishing y smishing.

“Además, está el envío de mensajes de texto y emails fraudulentos que se hacen pasar por otros negocios o entes gubernamentales, en donde les piden a las personas la información de sus credenciales en donde les dicen que tienen disponibles supuestas devoluciones de fondos o impuestos, pago de bonos, o que deben cancelar multas, reactivar cuentas en comercios, entre otras”, explicaron a Chócale desde el banco.

Nunca debes ingresar a la página de tu banco haciendo clic en links que vienen en correos o mensajes de texto. Las páginas falsas pueden tener una apariencia muy similar a la original.

Otra forma de estafa de acuerdo a la entidad financiera son los llamados telefónicos, donde sujetos se hacen pasar por ejecutivos bancarios e informan a las personas sobre una supuesta devolución de excedentes o la entrega de un beneficio, previa entrega de claves. Este es un tipo de fraude que se basa en la denominada “ingeniería social“.

Asimismo, desde el banco también mencionan la clonación de WhatsApp. “Los estafadores se hacen pasar por el titular de la cuenta y solicitan a sus familiares y amigos realizar transferencias de fondos de forma urgente”.

Finalmente, existe también la suplantación en la portabilidad o en el cambio de chip en los celulares (en inglés SIM swapping), lo que les facilita a los defraudadores la captura de claves de los clientes; y la clonación de tarjetas con banda al momento de comprar en algunos comercios.

¿Qué hacer si sospechamos que fuimos víctimas de una estafa?

Sol Gonzalez, Security Researcher de ESET Latinoamérica, explica que si nos percatamos de que estamos siendo víctimas de un fraude bancario y hemos cedido información a un atacante, el tipo de acciones a tomar dependerá de las medidas de seguridad que hayamos desplegado anteriormente y del tipo de información comprometida.

“Si sospechamos que alguien no autorizado ha tomado nuestras credenciales de acceso, deberemos seguir los pasos que la entidad haya estipulado para restablecer el acceso a la cuenta y denunciar el incidente de seguridad”, señala Sol González.

En el caso de las tarjetas bancarias, la experta afirma que si creemos que los datos de las mismas fueron comprometidos, lo mejor será denunciar el incidente con la entidad emisora tan pronto como sea posible para darlas de baja y solicitar nuevas. Esto además de recurrir a las autoridades policiales.

“En general, luego de realizar una compra en línea en un sitio nuevo conviene monitorear los movimientos y cargos realizados para saber si alguien ha realizado acciones en nuestro nombre que puedan costarnos dinero”, agrega.

Además, la experta en ciberseguridad recomienda no modificar ni destruir las pruebas del fraude. Estos pueden ser desde chats, mensajes de texto, logs de llamada o historiales de navegación, entre otros.

Consejos para evitar caer en estafas bancarias

Desde BancoEstado recuerdan a sus clientes que la entidad nunca envía links en emails ni mensajes de texto (SMS). Tampoco se les solicitarán claves, ni códigos de autorización, ni tarjetas de coordenadas por parte de un ejecutivo por medio de una llamada telefónica.

“También hacemos un llamado a desconfiar de ofertas muy tentadoras o de mensajes que enfaticen el sentido de urgencia para responder, pues en la confianza está el peligro”, aconsejan.

Cabe recordar que se puede aumentar la seguridad al hacer el cambio de la tarjeta Cuenta RUT antigua a la que viene con chip, trámite que se podrá hacer hasta el 30 de diciembre de este año.

Desde ESET, Sol González destaca que los bancos no realizan las siguientes acciones:

  • Enviar anuncios sobre bloqueos temporales de cuenta por mail.
  • Utilizar los mails para enviar links o botones.
  • Solicitar que los usuarios envíen su reconfirmación de claves.
  • Requerir ingresar o realizar operaciones dentro de un archivo adjunto, tales como operaciones de realizar click o confirmar.

Asimismo, González concluye que “en muchas ocasiones es preferible desconfiar ante cualquier sospecha y finalizar la comunicación. Si el problema fuese real, la entidad bancaria se comunicará por otras vías o incluso podremos resolverlo iniciando nosotros la comunicación. Si no fuese así, estaríamos evitando ser víctimas de una estafa”.

Contenidos relacionados
Total
1
Compartir