IPC: ¿A qué se debe su fuerte alza y cuáles son las proyecciones?

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de septiembre fue una sorpresa en los mercados, ya que los expertos esperaban un índice aproximado de 0,8% (Santander y Bloomberg 0,8%, mientras EEE anticipaba un 0,6%). Sin embargo, este mes marcó 1,2%, el registro más elevado desde junio de 2008.

De esta forma, todos los elementos de la canasta mostraron aumentos. Si bien los expertos explican que en parte esto se debe a que septiembre es un mes históricamente inflacionario por las fiestas patrias, reflejándose en el alza de los alimentos. Sin embargo, no es la única causa…

De acuerdo con Fernando Suárez, senior portfolio manager en Fintual, a ello se suman tres factores importantes: el alza global del dólar, la alta liquidez en la economía producto de los retiros de las AFP e IFE y el alza en la inflación mundial.

Por otro lado, desde el equipo de Estudios de Santander señalan que parte de esta sorpresa inflacionaria se explica por la subida de precios de servicios que volvieron a medirse directamente, en particular, el pasaje aéreo con un alza de 23,5%. También destacaron los incrementos en los precios de los autos nuevos (+4,5%), la carne de vacuno (alza histórica de 9,2%) y en los muebles.

Según el análisis de la entidad bancaria, el elevado registro de septiembre confirma un escenario de fuertes presiones inflacionarias. Esto por alzas en los costos de importaciones y escasez por el lado de la oferta, además de una alta demanda debido a las ayudas estatales y la mayor liquidez. Todo mientras el tipo de cambio se ha depreciado importantemente.

Fernando Suárez de Fintual aconsejó que “si el escenario inflacionario continúa, lo recomendable siempre es mantener los ahorros personales invertidos, es decir, no en la cuenta corriente”. En ese sentido, comenta que un buen refugio son los instrumentos de renta fija en UF como los fondos mutuos.

También, el experto aconseja que los instrumentos en dólares son una buena opción para resguardarse de la inflación como también de la incertidumbre que se ha provocado por el cuarto retiro de los fondos.

¿Qué espera el mercado del Banco Central?


Un análisis enviado por Itaú a sus clientes proyecta un alza de la Tasa de Política Monetaria (TPM) por parte del Banco Central en la próxima reunión.

“En un intento por llevar las expectativas de inflación en el mediano plazo a la meta, es probable que el Banco Central suba tasas a un ritmo mayor, esperando una subida de tasa de política monetaria de 100pb la semana que viene, llevándola a 2,5%”, proyectan en Itaú.

Ante este escenario, la reacción del mercado fue un alza en las tasas de interés entre 0,25% y 0,30%, tanto para instrumentos en pesos como en UF. “Esto se explica en gran medida por una mayor expectativa a que el Banco Central sea más agresivo en su proceso de alzas de tasas comenzado en julio de este año”, señaló la entidad.

En tanto, el equipo de Estudios de Santander proyecta que el Banco Central buscará acelerar el ritmo de retiro del estímulo monetario de forma tal de evitar un desanclaje de las expectativas (las de mediano plazo ya se han movido al alza, dicen).

“Anticipamos que en la Reunión de Política Monetaria a realizarse el próximo miércoles 13, la tasa se elevará en al menos 100 pb, hasta 2,5%. Esto daría una clara señal del compromiso del instituto emisor respecto del ancla monetaria. En línea con esto, tras el registro de inflación, las tasas de mercado, que ya venían presentando un importante ajuste, subieron fuertemente (24 pb), con aumentos más pronunciados en el plazo de uno a dos años. Con esto, anticipan que la TPM alcanzará su valor neutral (3,5%) ya a fines de este año”, dicen desde Santander.

En tanto, ¿qué pasará con la renta fija? En Fintual explican que “en este contexto lo natural es que los activos de renta fija tengan retornos por debajo de lo normal”.

De hecho, desde la AGF señalaron que el pasado viernes las tasas de interés en Chile subieron en torno a 40 puntos base en casi todos los vencimientos.

“Las expectativas de inflación a un año, implícitas en estos precios, aumentaron en 50 puntos base, ubicándose en niveles en torno al 5.5%. Otro punto interesante, es que las expectativas de inflación de más largo plazo -como por ejemplo las de 10 años- han reaccionado al alza y hoy se ubican en torno a 3.4%, muy por sobre el objetivo de largo plazo del Banco Central”, mencionó Fernando Suarez, senior portfolio manager en Fintual.

Contenidos relacionados