FNE recomienda que empresas de gas licuado no participen en distribución de gas por poca competencia en el mercado

Este jueves la Fiscalía Nacional Económica (FNE) dio a conocer las conclusiones preliminares de su sexto Estudio de Mercado, que estuvo dedicado al mercado del gas en Chile. El periodo que se analizó fue entre los años 2010 y 2020, enfocándose en el gas licuado y gas natural.

El análisis dio cuenta de que el mercado del gas en Chile ha estado funcionando con algunas irregularidades en cuanto a la competencia, lo que ha alterado los precios.

El fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco, señaló que “este estudio confirma que el mercado del gas no es suficientemente competitivo y nuestras recomendaciones buscan que esta situación cambie lo antes posible en beneficio de los consumidores, porque estamos convencidos de que los precios pueden ser significativamente menores a futuro si se ajusta la regulación”.

Resultados del informe

En cuanto al gas licuado, el análisis concluyó que existe una baja competitividad en el mercado de su distribución, además de un alto riesgo de coordinación entre los competidores.

Lo anterior se da, por ejemplo, debido a lo homogéneo del producto (cilindros de gas licuado), la alta concentración de actores de la industria, la nula entrada de nuevos distribuidores mayoristas, entre otros factores.

Por todo lo anterior, entre 2014 y 2020 los distribuidores mayoristas (Abastible, Gasco, Lipigas) aumentaron sus margen anual de un 35% a un rango de entre 50% y 55% aproximadamente, lo que equivale a US$ 261 millones anuales. Todo al mismo tiempo que sus costos bajaron.

De este modo, los consumidores no han percibido la baja en los precios correspondiente dada la baja en los costos para los distribuidores. De hecho, el informe reveló que esto se ha traducido en un precio adicional de US$ 181 millones cada año para los consumidores desde finales del 2014. Esto es equivalente a aproximadamente 15% del precio actual de venta al público de cada cilindro de gas licuado.

En cuanto al gas natural, entre otros hallazgos, el informe señala la irregularidad en el acceso abierto a las redes de transporte de gas natural, impidiendo entrar al mercado a nuevos competidores, lo que afectaría la posibilidad de baja de los precios.

Recomendaciones de la FNE

La recomendación de la FNE para el mercado del gas licuado es fomentar la competencia, prohibiendo que las empresas de distribución mayorista participen en la distribución minorista a los consumidores.

Así, los distribuidores minoristas de gas licuado podrían vender cilindros de gas de cualquier marca sin estar “atado” a una compañía mayorista, lo que les permitiría elegir libremente a la empresa que les ofrezca un mejor precio.

En cuanto al gas natural, la FNE recomienda precisar el régimen de acceso abierto a las redes de transporte de gas natural, a través de una regulación de la forma en que debe funcionar este sistema. Así, nuevos actores podrían dinamizar la competencia y de ese modo ofrecer mejores precios a los consumidores.

En caso de aplicarse las recomendaciones, la FNE estima que para los consumidores de gas licuado esto significaría un impacto del 15% en el precio actual. En tanto, para el gas natural, sería una reducción de entre 13% y 20% en el precio de este combustible.

Contenidos relacionados