Ley proconsumidor: El debate por prohibición de descuentos con tarjetas

compras

Actualmente en el congreso se encuentra en discusión el proyecto de ley proconsumidor. La iniciativa, presentada en enero de 2019, contempla distintas medidas en favor de los consumidores. Algunas de ellas son modificaciones en el derecho a retracto, la posibilidad de elección entre la garantía legal y voluntaria, entre otras.

Sin embargo, una de las indicaciones presentadas en el proyecto ha generado una amplia discusión. Se trata de aquella que busca prohibir los descuentos especiales asociados a los distintos medios de pago, como tarjetas de débito o crédito.

En la discusión que se ha dado entre los parlamentarios de la Comisión Mixta se encuentran distintos puntos de vista. Se ha dicho que los descuentos con los distintos medios de pago favorece la competencia. También, se ha precisado que sería necesario para los consumidores saber efectivamente cuándo se está frente a un descuento. Esto para que no caiga ante precios arbitrariamente fijados, entre otros argumentos.

En tanto, desde Retail Financiero, gremio que agrupa a la industria del retail en Chile, han manifestado en distintos medios que dicha indicación que prohíbe las ofertas exclusivas asociadas a un medio de pago sería una medida “anticonsumidor”.

Retail Financiero sobre la ley proconsumidor

Claudio Ortiz, vicepresidente ejecutivo de Retail Financiero, señaló a Chócale que, entre los aspectos positivos del proyecto, destacan la ampliación de la garantía de los bienes durables de tres a seis meses. También, recalcan que previo a cualquier operación crediticia, se deberá realizar un análisis de solvencia de la persona que solicita el crédito.

“Además, los contratos podrán terminarse de la misma forma que fueron suscritos y se reducen las asimetrías en el proceso de compra de pasajes de las líneas aéreas. Asimismo, impulsa la disponibilidad de contratos para personas con discapacidad visual y auditiva y se regula de mejor manera la información que deben proveer las marcas de automóviles sobre los talleres que están habilitados para realizar las mantenciones”, comentó Ortiz.

Sin embargo, en particular sobre la indicación que hace alusión a una posible prohibición de descuentos especiales asociados a los distintos medios de pago, el ejecutivo afirmó que contiene en su redacción al menos cuatro errores técnicos graves.

De esa forma, el primer error que menciona Ortiz es que no queda claro quién es el sujeto obligado. Esto ya que el texto menciona al proveedor de servicios financieros, en circunstancias donde es el propio comercio el que efectúa el descuento.

“Un segundo aspecto que no queda bien definido en la moción parlamentaria es qué se entiende jurídicamente por “empresa relacionada”, no especificando si se trata de una relación patrimonial o comercial”, agregó.

En tanto, como tercer punto, el ejecutivo señaló que el proyecto considera a todos los medios de pago. Esto incluye a las tarjetas de débito y prepago, “estableciendo el sinsentido de prohibir descuentos asociados a medios que en la práctica equivalen a pagar en efectivo, lo que desincentivará el uso de medios de pagos electrónicos”.

Finalmente, Ortiz enfatizó que de hacerse efectiva esta indicación, se generaría una discriminación en favor de otros medios similares. Esto generaría “un importante vicio de inconstitucionalidad”.

Efecto en los consumidores producto de la indicación

Diversas asociaciones de consumidores como CONADECU, Fundación Consumo Responsable (FOJJUC), SERNAC, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y especialistas del mundo académico, han manifestado su rechazo a esta indicación. “La gran conclusión de todos ellos es que esta medida se transformará en un perjuicio a los consumidores. Sobre todo a los de menos ingresos”, señaló el ejecutivo de Retal Financiero.

En cuanto a las consecuencias de la mencionada indicación del proyecto de ley proconsumidor, Claudio Ortiz explicó que se reducirán los descuentos. Esto podría derivar en un incremento del presupuesto mensual familiar “y quizás, lo más importante, terminar coartando la libertad de las personas para elegir”.

Además, el ejecutivo mencionó que, de acuerdo a una encuesta de Criteria, el 64% de los consumidores está de acuerdo con que existan descuentos exclusivos. Esta cifra sube al 71% entre quienes tienen tarjetas de crédito, débito o prepago.

Asimismo, el 69% de quienes tienen un medio de pago electrónico considera “algo injusto” o “muy injusto” que solo las tarjetas bancarias puedan ofrecer descuentos adicionales y no las del comercio.

“Este cuerpo legal es un desincentivo a la competencia entre proveedores por desplegar estrategias para ganar la preferencia de los consumidores y un grave retroceso en los programas de fidelización, lo que se traduce en menos opciones y menos beneficios para el cliente final”, concluyó Claudio Ortiz.

Contenidos relacionados