Bancos y Finanzas

Ojo con tus cuentas: Consejos para tener contraseñas fuertes y seguras

comentarios

Todo el día utilizamos contraseñas para acceder a nuestras cuentas bancarias, desbloquear el teléfono celular, sacar dinero del cajero automático, autorizar compras con tarjetas de crédito y para cualquier cosa que uno se imagina.

Por eso, crear y gestionar claves seguras es tan importante como cuidar las llaves de tu propia casa. Así al menos lo piensa Cristián Guerra, gerente de Tecnología y Seguridad Informática del Banco Bci.

“Si se pierden las llaves, lo lógico es que cambiarás la chapa inmediatamente para evitar robos, es por esto que acá te dejamos algunos consejos para mantener tus datos personales seguros y aprender a crear una clave fuerte”, explica Guerra, en el contexto del Día Internacional de la Internet Segura que se celebra este 11 de febrero.

Por eso, te compartimos  5 malas prácticas que debes evitar con tus claves bancarias. Son consejos muy útiles que hay que aprovechar:

1. Compartirla: La persona que la tenga puede enseñársela a otros accidentalmente o, incluso, utilizarla con malas intenciones.

2. Usar la misma para varias cuentas: Este es otro grave error que cometemos por temor a olvidarla, ya que es más fácil detectar que puede ser la misma para diferentes sitios.

3. Mostrarla públicamente: Esto no solo se aplica a portales online, sino que en especial a las de cajeros automáticos o cuando ingresas la clave en los equipos POS al llevar a cabo una transacción con tarjetas. Lo ideal es tapar con la otra mano y tener cuidado de que no haya personas cerca mirando.

4. No cambiarla periódicamente: Las personas, en general, no cambian las contraseñas hasta que el servicio es vulnerado y surge un temor que los obliga a hacerlo. Lamentablemente, la mayoría de quienes sí la actualizan, termina utilizando su clave antigua con una pequeña modificación, lo que se vuelve fácil de descifrar para los ciberdelincuentes.

5. Utilizar una contraseña fácil de deducir: Un error frecuente, que utilizamos para la contraseña, es usar nombres y fechas que son fáciles de adivinar por un tercero. Por ejemplo: fecha de cumpleaños, nombre de algún familiar (hijo, pareja, padres), entre otras.

Cómo crear contraseñas seguras

Para que tus contraseñas sean complejas de descifrar, es importante que pienses en crear una lo suficientemente larga y difícil para complicar la tarea.

Microsoft aconseja las siguientes prácticas para crear una contraseña fuerte y segura: en primer lugar, debe tener al menos ocho caracteres, idealmente no debe contener nombre de usuario, nombre real o nombre de la compañía, porque podría resultar evidente en algunos casos.

Además, no debe contener una palabra completa y debe ser significativamente diferente de las contraseñas anteriores y, por último, siempre es bueno agregar letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

Por otro lado, utilizar un factor adicional de “autenticación” (la conocida verificación de dos pasos). Por ejemplo, un código que llegue por SMS u otro código aleatorio entregado por una aplicación de seguridad. “Es imprescindible”, afirma Cristián Guerra de Bci.

Tips para crear tus nuevas claves

Aquí van algunas ideas para crear tus próximas claves:

  • Comienza creando una oración que no olvides y usa las primeras letras de cada palabra para crear una base. Por ejemplo, la frase “Amo vivir el aquí y el ahora” se convierte en Aveayea.
  • Ahora hay que agregar un número que signifique algo especial para ti. Luego, escribe con mayúscula una letra y mantén en minúscula las demás. La palabra base se convertiría en aveayEa90.
  • Esta raíz seguirá siendo la misma para todas sus contraseñas.
  • Para cada sitio web o aplicación que necesita una contraseña, puedes adaptar la raíz al mismo sitio. Por ejemplo, para una contraseña de Facebook, agrega F a la raíz y crea la contraseña FaveayEa90, lo mismo para una contraseña de Instagram, agrega I a la raíz para formar De este modo podrás usar la contraseña raíz para varias cuentas diferente haciendo ciertas modificaciones.

Poner en práctica estos consejos te ayudará a reducir las posibilidades de que roben tus datos personales, sugieren desde Banco Bci.

Recuerda actualizar tus contraseñas periódicamente, idealmente cada 30 días. Lo más importante es que siempre hay personas que van un paso más adelante para generar delitos online, por lo mismo, es mejor evitar problemas futuros y estar seguro.

Comentarios