¿Cómo aprovechar las bajas tasas hipotecarias para invertir en una propiedad?

Hay muy buenas noticias para quienes querían comprar una propiedad: las condiciones de los bancos para otorgar créditos están hoy mucho menos restrictivas.

Según la Encuesta de Créditos Bancarios del Banco Central, las tasas para préstamos hipotecarios llegaron a 3,04% promedio anual en abril, nivel históricamente bajo. De hecho, hay varios bancos como el Scotiabank e Itaú que están con tasas menores al 3%.

Aunque muchos quieren comprar su vivienda propia, también es cierto que algunos que compran inmuebles para posteriormente arrendarlos y obtener un ingreso mensual. Según los expertos, este es el momento ideal de hacerlo.

Así al menos lo estima Gonzalo Ramírez, socio fundador de Assetplan, una empresa dedicada a la renta residencial y la administración de edificios multifamily.

“Hay que aprovechar la tendencia que hemos visto este año. Previo a esta cifra de abril, la tasa de interés promedio para los créditos hipotecarios ya había llegado a 3,18% (en marzo), bajando cinco puntos base respecto a febrero, lo que representaba la segunda caída consecutiva en el año. Claramente es un muy buen momento para invertir”, explica.

¿Por qué es un buen negocio? Ramírez dice que es una alternativa muy rentable de inversión porque cada vez son más las personas que optan por arrendar.

“Las familias que arriendan una propiedad aumentaron del 20% al 25,1% en el 2018, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Y esa oportunidad está siendo aprovechada por los inversionistas hormigas”, sostiene Ramírez.

De acuerdo a un estudio de TGA, el 38% de quienes adquieren departamentos nuevos lo hacen con el objetivo de arrendarlos. “En la medida que las tasas estén bajas, los dividendos a pagar serán menores, mientras que los arriendos –al mismo tiempo- están subiendo, siendo más factible conseguir que esos ingresos por renta cubran los compromisos mensuales con los bancos”, comenta.

Respecto a dónde se puede invertir, lo recomendable es elegir una comuna en donde se consigan buenos retornos de inversión, idealmente superiores al 5%.

“Actualmente, la renta residencial se concentra en Santiago Centro, Estación Central, San Joaquín, Independencia principalmente, pero está creciendo mucho en Macul, La Florida, La Cisterna y San Miguel”, señaló Ramírez.

Contenidos relacionados