SERNAC interpone demanda colectiva en contra de Banco Itaú por operaciones no reconocidas

El Servicio solicitó a la Justicia que la empresa muestre las transacciones firmadas por los consumidores; que no pueda ejercer acciones de cobranza por estos hechos; y que declare la nulidad de cláusulas del documento de transacción.

El SERNAC presentó una demanda colectiva en contra del Banco Itaú-Corpbanca, con el fin de que la entidad bancaria responda a un grupo de consumidores que señalan haber sido defraudados con hasta 12 millones de pesos en algunos casos.

El Servicio decidió interponer esta acción judicial luego de que la empresa, pese a haber aceptado participar en una mediación colectiva, desistiera a los pocos días de dicha instancia, optando por responder a algunos consumidores afectados por su cuenta y caso a caso. No obstante, el SERNAC consideró que cualquier solución a los consumidores debía ser verificada en el marco de una instancia judicial para resguardar la universalidad y suficiencia de la solución, y su adecuada implementación.

A través de sus reclamos, los consumidores indicaron al SERNAC, que habían sido víctimas de transacciones fraudulentas, mediante la aprobación automática de créditos, avances en tarjeta de crédito, utilización de dineros depositados y líneas de crédito, entre otros, por montos que posteriormente eran transferidos a cuentas de desconocidos.

Los afectados aseguraron que nunca realizaron estas operaciones y que se enteraron cuando revisaban sus estados de cuentas. Sólo en casos aislados, les llegaban avisos a sus teléfonos móviles o correos electrónicos.

Hay que recordar que el pasado 21 de marzo, el SERNAC ofició al Banco Itaú-Corbanca para conocer mayores antecedentes de este caso, entre ellos, la cantidad de reclamos recibidos por la entidad, los mecanismos que había dispuesto para enmendar estos hechos, la revisión y ajuste de sus mecanismos de seguridad, entre otros aspectos.

En su respuesta, Banco Itaú-Corpbanca informó al Servicio que sus sistemas no habían sido vulnerados, eximiéndose de responsabilidad y trasladándola a los clientes por el mal uso de sus herramientas de seguridad, entre ellas, sus claves secretas y tarjeta de coordenadas. Asimismo, no dio respuesta a los antecedentes solicitados por SERNAC, particularmente en lo relacionado a número total de afectados y montos involucrados, motivo por el cual en agosto de este año se presentó una denuncia ante el 1° Juzgado de Policía Local de Las Condes.

Contenidos relacionados