SERNAC fiscalizará a productoras por fiestas de Año Nuevo

Ante las celebraciones del Año Nuevo 2023, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) anunció que estará fiscalizando a las productoras que organizan las fiestas masivas a lo largo del país, para verificar que todas las condiciones ofrecidas a los asistentes sean cumplidas.    

A diferencia de los dos últimos años, los eventos de fin de año no contarán con restricciones sanitarias ni tampoco de aforo.

Al respecto, Andrés Herrera, director del SERNAC, afirmó que estas gestiones buscan que las firmas que planifican las fiestas sean profesionales y acaten al pie de la letra todo lo comprometido con anterioridad a las personas.

“Si las compañías prometen determinadas condiciones a los usuarios, por ejemplo, bar abierto toda la noche, presencia de artistas, cierta cantidad de ambientes, estacionamientos, éstas deben ser respetadas. De lo contrario, estaríamos se estaría incumpliendo la Ley del Consumidor”, indicó Herrera.

Al mismo tiempo, en cuanto a los espectáculos masivos, la autoridad aseguró que la responsabilidad de las empresas es aún más importante, porque cualquier falta puede generar problemas que afecten la seguridad de los clientes.

Bajo esa misma línea, el director del SERNAC señaló que es relevante que las firmas se hagan cargo de la seguridad de los usuarios durante toda la instancia, desde que llegan al recinto, a lo largo de la realización del evento y hasta el momento que abandonan el lugar.

Asimismo, la normativa estipula que los organizadores de fiestas públicas, que comercialicen una cantidad de localidades que supere la capacidad del respectivo sitio, se exponen a multas que pueden llegar hasta las 2.250 Unidades Tributarias Mensuales, es decir, unos $138.000.000.

Derechos que hay que tener en consideración durante este tipo de eventos

Es importante tener en cuenta, que el principal derecho que tienen los consumidores, es que el evento se desarrolle resguardando la seguridad de los asistentes. Esto implica que el espectáculo debe contar con las autorizaciones correspondientes que lo garanticen.

Por otro lado, las entradas vendidas necesitan corresponder a la capacidad real del recinto, debido a que la Ley del Consumidor sanciona la sobreventa, ya que esta pone en riesgo la seguridad de las personas.

A su vez, cualquier fiesta o evento tiene que seguir las condiciones objetivas informadas o publicitadas. Frente a ello, se recomienda que los consumidores guarden los soportes publicitarios, print de pantalla, la entrada u otros en caso de existir alguna falta ante lo prometido.

Adicionalmente, los clientes poseen el derecho a no ser discriminados arbitrariamente por razones de raza, condición social, aspecto físico, género o edad y a que no se les niegue injustificadamente el servicio.  Esto último, significa que, por ejemplo, los carteles del tipo “nos reservamos el derecho de admisión” no tienen validez.                    

Asimismo, ante la suspensión del espectáculo o cambio de las condiciones contratadas, los usuarios tienen derecho a que se les reembolse todo lo pagado, incluyendo el cargo por servicio de las ticketeras, tal cual lo han ratificado los mismos tribunales en varios casos.

También los consumidores poseen el derecho a ser indemnizados por todos los daños que la modificación del evento o cualquier incumplimiento les haya generado.

El llamado del SERNAC a los consumidores es que, para poder ejercer sus derechos, siempre contraten este tipo de servicios en el comercio establecido, comprando entradas con anterioridad y no adquirirlas en la calle, ya que podrían arriesgarse a falsificaciones o bien a sobre precios.

Contenidos relacionados

Total
0
Compartir