Las estafas más comunes en Airbnb: ¿Cómo evitarlas?

Airbnb

Especialistas en ciberseguridad advirtieron de posibles estafas y fraudes dirigidos a los usuarios de Airbnb, por lo que entregaron recomendaciones una serie de recomendaciones para ser víctima de los delincuentes.

Los consejos adquieren gran relevancia considerando que tanto en Chile como en otros países se está reabriendo el turismo, por lo que muchos viajeros locales así como quienes desean ir al exterior probablemente utilicen plataformas de alojamiento para buscar opciones donde pernoctar.

En ese sentido, la empresa de detección de amenazas ESET recomendó tener cuidado con algunas estafas que pueden aparecer en el camino.

No realizar pagos fuera de la plataforma de Airbnb

Encuentras un alojamiento que te gustó, comienzas a realizar las gestiones para reservarlo y el anfitrión te propone comunicarse y realizar el pago por fuera de la plataforma.

“Esto debería servir como señal de alerta, ya que todo debe hacerse a través de la propia aplicación. De lo contrario, Airbnb no tiene obligación de reembolsar los cargos fraudulentos que fueron abonados por fuera de su plataforma”, mencionó Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

En algunas ocasiones es posible que algunos cargos adicionales se paguen en persona, como el uso de alguna característica no incluida, un impuesto de ocupación local u otro cargo, pero por lo general el precio total de la estadía se debe pagar a través de la plataforma de Airbnb y no fuera de ella.

Con la eliminación de ciertas restricciones por el Covid-19, muchos están queriendo viajar, y los ciberdelincuentes están atentos ante un mayor interés en ofertas de alojamiento. Por lo tanto, no sería una sorpresa que intentaran engañar a las víctimas desprevenidas para robar sus credenciales de acceso e información personal mediante campañas de phishing en las que intentarán hacerse pasar por Airbnb.

Podrías recibir un e-mail que aparenta ser legítimo, promocionando una gran oferta. Sin embargo, si el usuario hace clic en el enlace será redirigido a una página de inicio de sesión falsa y, una vez que ingrese sus credenciales, los estafadores se quedarán con ellas o podrían también descargar malware -un programa fraudulento- en el dispositivo de la víctima.

Si alguna vez se recibe un correo electrónico no solicitado, especialmente uno que contenga un enlace o archivo adjunto, desde ESET aconsejaron no hacer clic en él.

Para ver la URL completa, se puede colocar el cursor sobre el link (sin hacer clic) o copiar la URL con el botón derecho para ver a qué dirección redirige. Para mantenerse seguro, lo más recomendable es visitar el sitio web oficial directamente escribiendo la URL en la barra de direcciones del navegador.

Alojamientos que suenan demasiado buenos para ser verdad

Al visitar la plataforma de Airbnb en busca del lugar de alojamiento, es posible encontrar residencias de lujo en ubicaciones exclusivas y por precios ridículamente bajos. Generalmente si suena demasiado bueno para ser verdad, seguramente lo sea. Desde ESET señalan que lo más probable es haberse topado con una estafa y definitivamente recomiendan evitar reservar el lugar.

Sin embargo, si aún así se decide intentarlo, se deberían tomar algunos recaudos. Lo primero que se puede hacer es observar la zona donde se encuentra el apartamento o la casa y analizar el precio promedio de los alquileres para ver si es inusualmente bajo. Otra opción útil es realizar una búsqueda inversa de las imágenes del alojamiento para ver qué aparece en Google.

Es posible que las imágenes hayan sido robadas de otro sitio web, lo que significa que la oferta o propiedad probablemente sea falsa. Si se confirman las sospechas, deberías informar de inmediato a Airbnb para que otras personas no caigan en el fraude.

Tener cuidado con las reseñas falsas

Cuando se busca un alojamiento, por lo general, eso implica una extensa búsqueda y la correspondiente investigación, lo cual incluye examinar las reseñas que han dejado inquilinos anteriores. Mientras se busca un lugar que tenga varios comentarios positivos o incluso excelentes, es importante prestar atención.

Por ejemplo, listados bastante nuevos que ya tienen una cantidad curiosamente grande de buenas críticas o si las reseñas se parecen demasiado entre sí. Estos podrían ser signos de que se está produciendo una estafa.

La recomendación de ESET en este caso es buscar anfitriones que hayan pasado por el proceso de verificación de Airbnb. Es probable que los estafadores no utilicen documentos reales a la hora de registrarse si planean estafar a la personas y quedarse con su dinero.

Otra cosa que se podría querer buscar son los anfitriones que hayan alcanzado el estado de Superhost, ya que cuentan con un historial brindando un servicio estelar y una baja tasa de cancelación.

“La mayoría de nosotros piensa en vacaciones como sinónimo de descanso y relajación. Pero esto no quiere decir que debemos bajar la guardia, sino que tenemos que ser cautelosos ante cualquier signo de estafa mientras buscamos esas ofertas increíbles para disfrutar de unas vacaciones memorables. En resumen: mantener la guardia en alto al cruzarse con una oferta espectacular, revisar detenidamente cada oferta y verificar los antecedentes del alojamiento que se tiene interés en reservar. Por último, tener especial cuidado con los correos electrónicos no solicitados que incluyen enlaces a ofertas increíbles”, concluye Gutiérrez Amaya de ESET Latinoamérica.

Contenidos relacionados