Tropis: Emprendimiento le da un giro consciente a los jockeys y buckets

Gustavo Guzmán es el creador de Tropis
El periodista Gustavo Guzmán es el creador de Tropis

Son gorras exclusivas, hechas a mano y con ropa reciclada, con las cuales, se busca generar conciencia acerca del cuidado de nuestro planeta. Se trata de Tropis, la marca promueve el modelo de producción basado en la reutilización de materiales, también conocido como economía circular.

Tropis nace luego de que su fundador Gustavo Guzmán realizara un viaje personal por Australia, Asia y Europa, que se extendió por dos años aproximadamente. Fue allí donde conoció muchos emprendedores y viajeros que, comprometidos e inspirados con el cuidado del medioambiente, realizaban productos a partir de materia prima ya existente transformándola en nuevos productos.

“Fue un viaje lleno de experiencias, color, paisajes preciosos y culturas distintas, pero también de ver mucha basura y gran parte de ella con origen en la industria textil”, comenta Gustavo. Entonces, ¿por qué no tomar esta oportunidad y reutilizar ropa haciendo un producto cool y exclusivo?

Al momento de pensar en que iban a ser gorros el producto a producir, Guzmán comenta que fue algo cómico. Reconoce que siempre los ocupó, y era algo que ya conocía muy bien como cliente a nivel de confección y estilo. “Para nosotros un Tropis es un accesorio, un complemento al vestuario, no es sólo para protegerse del sol”, explica.

La contribución al modelo de economía circular

Las telas ocupadas para la producción de los gorros son de ropa rescatada desde la calle, de tiendas de segunda mano o enviadas por los mismos clientes. La visera del gorro está hecha de plástico reciclado (PET) y así se van sumando los componentes. Esto ha permitido que el 80% de los Tropis sean de materia prima reutilizable.

La idea del proyecto es realizar un pequeño aporte al planeta para disminuir la cantidad de desechos, creando productos “cool y exclusivos” que puedan aportar y disminuir al máximo la huella de carbono. Además, se busca los clientes se sientan contentos con sus Tropis y que incluso los coleccionen, cosa que se ha dado bastante, comenta Gustavo.

“Respecto a este último punto, hacemos un máximo de 3 Tropis por cada diseño y son todos distintos, no hay ninguno igual a otro”, asegura.

¿Dónde y cómo comprar un Tropis?

El punto de venta principal de la marca es el digital, pues no tiene tienda física. Aunque esto último ha sido algo que los seduce mucho a nivel de concepto, debido a la pandemia se ha frenado la iniciativa.

En cuanto a la confección de los jockeys y buckets, la encargada de darles vida y color es la diseñadora de vestuario y hermana de Gustavo, Thiare Guzmán. “Ella es la genia tras la calidad de nuestros Tropis. Están todos confeccionados por ella en Pichilemu. Por eso tienen tanta onda”, explica.

Además, cuando compras un Tropis, además de ayudar a seguir limpiando el planeta de textiles que tienen como principal destino la basura, compras un diseño exclusivo y único, confeccionado a mano, en Chile, y que cuida cada uno de los detalles.

¿Y si tienes alguna prenda de vestir para convertirla en un Tropis? Gustavo cuenta que “recibimos ropa que nuestros clientes no usan y a cambio les entregamos, dependiendo de cuántas sean, un porcentaje de descuento o un Tropis hecho con la tela que nos entregaron”.

Puedes encontrar más información en tropis.life.

¿Eres emprendedor? Te invitamos a contarnos sobre tu emprendimiento. Estaremos eligiendo los que más nos llamen la atención para entrevistarlos y publicarlos en Chócale. Conoce los detalles e inscríbete aquí

Contenidos relacionados