Retail, cooperativas y cajas de compensación buscarán aliviar el endeudamiento en marzo

Según datos de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), uno de cada cinco deudores en Chile tiene una alta carga financiera, superior al 50%. Con la crisis social que se inició en octubre, los bancos han tenido que realizar provisiones y se teme que el impago de créditos pueda aumentar.

Este jueves, el Gobierno anunció un acuerdo con representantes del retail financiero, cooperativas de crédito y cajas de compensación para poner en marcha un plan de medidas especiales para ayudar a las familias para enfrentar los gastos de marzo y disminuir los niveles de endeudamiento.

De esta manera, las entidades se sumarán al plan que está promoviendo el ministro de Economía, Lucas Palacios, para enfrentar el endeudamiento de los chilenos. Hasta ahora se habían sumado tanto Banco Estado como la banca privada.

“Muchas veces hay familias tienen que dejar de pagar algunas deudas porque a veces simplemente no alcanza. No es que no quieran pagar. Con este acuerdo queremos ayudar a que marzo sea un mes menos difícil, a no tener que pasar por esa ansiedad de que lo van a llamar para cobrarle. Queremos que lo llamen, pero queremos que lo llamen para ayudarlo”, explicó Palacios.

El vicepresidente ejecutivo del Retail Financiero, Claudio Ortiz, señaló que su rubro pondrá a disposición de sus clientes un plan especial de reprogramaciones para marzo. Se contempla una flexibilización de condiciones con tasas preferenciales, además de la postergación por hasta seis meses de la cobranza judicial en caso de cesantía. Hasta ahora se han hecho más de 525 mil reprogramaciones de deuda.

En tanto, desde la Asociación de Cooperativas de Ahorro y Crédito también se sumarán a la iniciativa. El gremio implementará una condonación de intereses moratorios y créditos especiales para las personas que hayan perdido su empleo, de hasta $500.000, más reprogramaciones y prórrogas a tasas preferenciales con períodos de gracia de hasta 90 días.

En tanto, las cajas de compensación también pondrán en marcha un plan de reprogramación por contingencia social, cesantía, enfermedad, siniestros graves o variaciones en los ingresos. Se podrá postergar el pago de cuotas de créditos sociales hasta por seis meses, sin costo, condonando los intereses moratorios y los gastos de cobranza.

“Las cajas de compensación son entidades sin fines de lucro y parte activa del sistema de protección social de Chile y, dado su rol social, han sido siempre un refugio financiero para trabajadores y pensionados, entregando acceso universal y no discriminatorio al crédito social”, dijo Tomas Campero, presidente de la Asociación de Cajas de Chile.

Contenidos relacionados