Remodelación de baño: Sodimac deberá indemnizar a un cliente

Sodimac Homecenter

La historia comienza así: César González, empresario de La Serena, transformó hace cuatro años su casa en un hostal que tenía tres baños para siete dormitorios. Finalmente, junto a su señora decidieron realizar las obras para construir un baño privado para cada habitación, y luego de hacer algunas cotizaciones, finalmente optó por contratar a Sodimac.

Luego de adquirir y pagar los materiales, se inician las obras pero el maestro a cargo comenzó a solicitar la compra de nuevos materiales de construcción fuera del presupuesto inicial. ¿Cuántas fueron? En total 20 facturas que estaban fuera de los planes, además de otro presupuesto por casi $500 mil.

A fines de junio, González decidió ir a la sucursal de Sodimac para conversar con el gerente, sin embargo, no habría sido recibido por un representante de la empresa. Mientras, las obras que se iniciaron el 2 de mayo de 2016 y que debían haber terminado a principios de junio seguían extendiéndose. Además, se suponía que el maestro sabía hacer conexiones eléctricas, pero no habría tenido los conocimientos adecuados generando cortes de luz en la propiedad, sostiene la presentación.

Según la demanda, el trabajador llegaba tarde y había días en que ni siquiera asistía. La demanda plantea que sufrieron pérdidas en sus ingresos e incluso que debieron solicitar un crédito para paliar la situación.

A final de cuentas, se solicitaban $1.878.821 por daño emergente, $4.000.000 por lucro cesante y $2.000.000 por daño moral.

La defensa de Sodimac

Sodimac se defendió intentando objetar algunos documentos de la contratación del servicio para la remodelación. Incluso la defensa de la tienda señaló en su respuesta que “es incorrecto que el marido de la real contratante les demande”.

Analizando el fondo, Sodimac señala que durante la realización de las obras el maestro “se percató de una serie de nuevas irregularidades en la construcción en la que estaba trabajando, y que tampoco fueron avisadas por el cliente oportunamente”.

Entre ellas, la mala mantención de las instalaciones de gas, agua potable, alcantarillado y electricidad, que generaron una “demora imposible de prever”. Aún así, sostiene la empresa, el trabajo logró ser finalizado “en plena conformidad a la calidad exigida, cosa que se demuestra porque respecto a la calidad del trabajo no se hace reclamo alguno”.

La Corte Suprema ratificó la sentencia

La empresa intentó impugnar la sentencia por medio de un recurso de casación, el que terminó declarando inadmisible. Así, se condenó definitivamente a Sodimac a pagar $2.066.321 por incumplimiento de contrato en la remodelación.

En un fallo unánime, la Primera Sala del máximo tribunal, integrada por los ministros Héctor Carreño, Guillermo Silva, Juan Eduardo Fuentes y los abogados (i) Rafael Gómez y Julio Pallavicini, ratificó la sentencia impugnada.

De esa forma, lo que dictó la Corte de Apelaciones de La Serena fue confirmado y ordenó a Sodimac a pagar al demandante $566.321 por concepto de daño emergente y $1.500.000 por daño moral.

Contenidos relacionados