La aerolínea que expulsa a sus pasajeros frecuentes si hacen críticas en las redes sociales

Las limitaciones a la libertad de expresión no tienen límites en Rusia. La aerolínea estatal Aeroflot expulsó a un cliente que criticó a la empresa a través de las redes sociales.

En noviembre el popular fotógrafo y activista Mitya Aleshkovsky se convirtió en la primera víctima de los términos de uso del programa de fidelización, que cuenta con el derecho de cancelar una cuenta si es que se “denigra el honor y la dignidad” de un trabajador de Aeroflot a través de comentarios en Internet o las redes sociales.

¿Qué fue lo grave que hizo Mitya? Simplemente publicó un tweet donde copió una imagen con el reglamento y aseguró que el presidente de Aeroflot, Vitaly Savelyev, “ha perdido la razón”.

Tres días después, Mitya Aleshkovsky comprobó que tanto él como su esposa habían sido expulsados del programa de pasajero frecuente de la empresa de transporte ruso.

Al cuestionar el estado mental del ejecutivo, hizo lo que la aerolínea llama una “evaluación negativa de la personalidad de la persona”. Fue expulsado del programa Bonus y el mismísimo aludido señaló que “las personas que insultan en las redes sociales deben entender que deben rendir cuentas”.

Nuevo caso

Hace unos días el empresario Alexander Sokolovsky dijo que Aeroflot revocó su estado de socio luego de que publicara videos en Instagram en diciembre acusando a la aerolínea de un mal servicio.

Según el testimonio de Sokolovsky, él se encontraba en un grupo de pasajeros en un vuelo que viajaba de Moscú a Niza, Francia, quien rechazó los boletos de regreso de Aeroflot a Moscú cuando el avión realizó un aterrizaje de emergencia en Viena. En su lugar, el grupo exigió ser abordado en el próximo vuelo a Niza.

“Ellos (los trabajadores) me dijeron que me fuera y comencé a publicar todo lo que estaba sucediendo en Instagram, obviamente acompañando mi indignación con las obscenidades rusas”, escribió Sokolovsky en su Facebook.

Agregó que entendía que la aerolínea “tiene un monopolio y todo está permitido, pero ¿no están avergonzados de sus acciones?”, escribió Sokolovsky.

Días después… cuenta cancelada. Esto ha sido confirmado a algunos medios por funcionarios de la aerolínea, quienes han asegurado que la polémica política se mantendrá vigente pese a su amplio rechazo en las redes sociales.